Situación del Mercado Laboral SEGUNDO Semestre 2014 y Perspectivas 2015: Ecuador, Colombia y Perú

Por: Byron Villacis y Daniela Carrillo

——————————-

Contenido:

1. Mercado Laboral en los tres países.

1.1 Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

1.2 El tamaño de los tres mercados en contexto

2. Ecuador

2.1 Ecuador: Diagnóstico al cierre del 2014

2.1 Ecuador: Perspectivas para el 2015

3. Colombia

3.1 Colombia: Diagnóstico al cierre del 2014

3.2 Colombia: Perspectivas para el 2015

4. Perú

4.1 Perú: Diagnóstico al cierre del 2014

4.2 Perú: Perspectivas para el 2015

5. Perspectivas Regionales

—————————-

1. Mercado Laboral en los tres países 

1.1 Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

En Ecuador, la información del mercado laboral es generada mediante la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU). Trimestralmente se encuestan 10.064 viviendas en las zonas urbanas y rurales. Semestralmente la encuesta extiende su muestra a 31.092 viviendas en las zonas urbanas y rurales. La información que se analizará para Ecuador en este texto corresponde a la encuesta semestral, cuya información fue levantada durante el mes de diciembre de 2014. Esta encuesta en particular permite realizar conclusiones a nivel nacional, regional, provincial, en zonas urbanas y rurales y para las cinco ciudades más grandes del país: Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato. Enfatizamos que a diferencia de Colombia y Peru estas encuestas recogen la dinámica del empleo en el mes, no en el trimestre o semestre.

Es importante mencionar que los resultados de la encuesta de diciembre de 2014, incorporan redefiniciones conceptuales en los indicadores. Antes de estas redefiniciones nos hemos referido a la ocupación plena, el subempleo y los ocupados no clasificados como las tres categorías que forman parte del universo de los “ocupados”; actualmente esta categoría se denomina “empleo” y es desagregada en: a) empleo adecuado; b) empleo inadecuado y c) no clasificado. En la nueva estructura, el subempleo es una subcategoría del empleo “inadecuado”, el cual se lo define como: “Personas con empleo que no satisfacen las condiciones mínimas de horas o ingresos y, que durante la semana de referencia, perciben ingresos laborales menores al salario mínimo y/o trabajan menos de 40 horas a la semana, y pueden o no, desear y estar disponibles para trabajar horas adicionales. Constituyen la sumatoria de las personas en condición de subempleo, otro empleo inadecuado y otro empleo inadecuado y no remunerado” (INEC, 2014).

La información del mercado laboral en Colombia proviene de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), la cual tiene una cobertura a nivel nacional, urbano-rural, cinco grandes regiones (Región Atlántica, Región Oriental, Región Central, Región Pacífica y Región Bogotá), y 23 departamentos: las 13 grandes ciudades con sus áreas metropolitanas y 11 ciudades intermedias. Es una encuesta por muestreo probabilístico, multietápico, estratificado, de conglomerados desiguales y autoponderado. El tamaño de la muestra mensual es de 62 000 hogares (30 000 hogares en 13 áreas, 14 400 en Zona Rural y 17 600 en 11 ciudades). El periodo de referencia es la semana inmediatamente anterior a la que se realiza la encuesta. Los reportes de este pais permiten tener una evaluación del mes y del trimestre móvil.

La información del mercado laboral en Perú se mide trimestralmente (trimestre móvil), utilizando como fuente de información, la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO). Al igual que Colombia, esta periodicidad permite evaluar el comportamiento estacional del desempleo. La cobertura comprende el total del área urbana del país. Es decir, abarca el área urbana de los 24 Departamentos y la Provincia Constitucional del Callao. La encuesta es aplicada en aproximadamente 5.000 viviendas. El análisis no incluye el desempleo rural y los reportes mayoritariamente se centran en la zona del “Gran Lima”.

1.2  El tamaño de los tres mercados en contexto

Para analizar la dinámica laboral de la región es necesario poner en contexto el tamaño de cada mercado. En esta sección presentamos cuatro estadísticas en valores absolutos con el fin de ayudar a dimensionar el tamaño real de cada país en torno a la fuerza de trabajo y la tendencia en los últimos años. Para analizar la evolución de las principales variables en tasas, recomendamos recurrir a los análisis específicos de cada país a partir de la sección numero dos.

El primer elemento que hay que considerar es el tamaño poblacional total que representan Colombia y Perú en comparación con Ecuador. Esta es la serie de datos de población registrada en cada censos de población de cada país mas la estimación al 2015. Colombia tiene tres veces la población de Ecuador y Perú dos.

Gráfico  1 Población Histórica en Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

g1

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

Aunque comparten ciertas características demográficas que hacen que los tres países tengan estructuras poblacionales similares, es interesante ver la población en edad de trabajar para Colombia, no solo en valores absolutos sino en tasas de crecimiento de los últimos 10 años.

Gráfico  2 Población en edad de trabajar (PET) de Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico2

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

A pesar de que la Población Económicamente Activa tiene particularidades de definición en cada país, aquí mostramos los datos tendenciales para los tres países donde se ve una dinámica mas creciente para Colombia y una ligera estabilidad para Perú y Ecuador. En términos concretos estamos hablando de que en los tres países hay 48,3 millones de personas económicamente activas, de las cuales casi el 50% (24,2 millones) esta en Colombia, 35% en Perú y 15% en Ecuador.

Gráfico  3 Población económicamente active (PEA) de Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico3

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

En términos de población ocupada, las proporciones se mantienen con 22,3 millones de ocupados en Colombia, 16,2 en Perú y 6,9 millones en Ecuador. Nótese nuevamente el repunte para el caso colombiano a partir del 2009.

Gráfico  4 Población ocupada en Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico4

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

Finalmente (y por pedido de uno de nuestros lectores del ultimo reporte), incluimos ahora la información disponible sobre el peso del sector público en la región y nuestros países analizados. Llama la atención que los tres están por debajo del promedio latinoamericano, la similitud entre Perú y Ecuador y el considerable bajón en la proporción del peso publico para Colombia en los últimos cuatro años.

Gráfico  5 Porcentaje de la población urbana ocupada en el sector público

(click para agrandar)

grafico5

Fuente: OIT 2014

Elaboración: Autores

En la siguiente sección presentamos datos para cada país, y un diagnostico de las perspectivas para el 2015.


2. Ecuador

2.1 Ecuador: Diagnóstico al 2014

En el mes de diciembre de 2014, la Población en edad de trabajar (PET) en el Ecuador fue de 11’159.255 personas y la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 7’194.521 personas. De dicha población, la cifra de los empleados es de 6’921.107 personas y la de los desempleados 273.414.

Las cifras antes mencionadas permiten obtener los indicadores del mercado laboral. En diciembre de 2014 se registra una tasa de desempleo de 3,80% a nivel nacional (urbano y rural), de 4,54% en el área urbana y 2,25% en el área rural. Al comparar el desempleo nacional con el dato registrado en diciembre de 2013 (4,15%) muestra una reducción de 0.35 puntos porcentuales. La comparación histórica de los datos, hace evidente una tendencia a la baja del indicador, mismo que en diciembre de 2008 fue de 5,95%.

El desempleo en las cinco principales ciudades a diciembre 2014 es de  3,22% en Quito, 4,01% en Guayaquil, 2,30% en Cuenca, 2,48% en Machala y 3,68% en Ambato.


Gráfico  6 Evolución de indicadores laborales – Ecuador

(click para agrandar)

grafico6

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

La tasa de participación en el Ecuador se ubica en el 69.10%, la cual mantiene sus niveles históricos (diciembre 2013: 64%, diciembre 2012: 62%). Por su parte, el empleo adecuado se ubica en 48,28%,  similar al registrado en diciembre de 2013 (47,87%) y superior a la tasa de diciembre de 2012 (46,53%).

El empleo es generado principalmente por el sector privado en aproximadamente un 80%. En diciembre de 2014 dicha relación fue de 82,39% para el sector privado  y 17,61% el público.

Los sectores económicos de mayor contribución en el número de personas con empleo son -en orden de importancia- Agricultura, Comercio y Manufactura. Estas tres ramas de la economía concentran el 54,68% de los empleados.

Gráfico  7 Composición de los empleados por  rama de actividad – Ecuador

(click para agrandar)

grafico7

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

El empleo inadecuado por su parte se ubica en diciembre 2014 en 46,69%, en comparación al mismo mes de los años 2012 y 2013 (47,16% y 47,77% respectivamente) no presenta variaciones significativas. El subempleo (bajo la nueva categorización) como subsegmento se ubica en 12,87%.

Gráfico  8 Evolución del empleo inadecuado – Ecuador

(click para agrandar)

grafico8

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)


2.2 Ecuador: Perspectivas 2015

La caída del precio del petróleo (~23% del presupuesto y ~54% de las exportaciones) y la apreciación del dólar se convierten en las principales dificultades que el Ecuador tiene que afrontar durante el 2015.

Esta coyuntura conlleva por un lado a un incremento en el endeudamiento público y por otro a una reducción de inversión. Ya se anunció el 5 de enero un recorte de 1.420 millones de dólares en el Presupuesto General del 2015, de los cuales 839,9 millones son gastos de inversión y 580 millones son de gasto corriente. Sin embargo, se espera que la recaudación tributaria mantenga una tendencia similar a la presentada en los últimos años, permitiendo solventar parte del déficit presupuestario.

De acuerdo a las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Ecuador tendrá un crecimiento del PIB en el 2015 cercano al 4%, cifra que es superior al promedio latinoamericano  de 2,2%. Se prevé una inflación de 3,9% y niveles de desempleo inferiores al 5%.

El cambio de la matriz productiva en el Ecuador es uno de los objetivos en los que el Gobierno ha hecho hincapié durante el 2014.  Sin embargo, no avizoramos cambios estructurales o importantes en este 2015.

La pequeña y mediana empresa por su parte, se muestra positiva en relación a sus perspectivas sobre el 2015. De acuerdo a opiniones de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa, en el 2014 se evidenció la formalización de un importante número de pequeñas y medianas empresas, lo cual generó fuentes de trabajo permanente y ocasional. Este efecto se dio especialmente en el sector alimenticio, cuero y calzado, metalmecánico y de la construcción.

El sector inmobiliario sentira una desaceleración, empezando por menores colocaciones desde el sector público. En términos de empleo esto implica una desaceleración en vivienda y construcción a partir del tercer y cuarto trimestre. El primero en quitar el pie del acelerador será el BIESS.

Por otro lado las medidas comerciales adoptadas por Ecuador como el arancel cambiario a Colombia (21%)  y Perú (7%) para las importaciones, las reformas tributarias y la reducción del cupo de importaciones de vehículos son algunas de las preocupaciones del sector empresarial ecuatoriano, así como la posible modificación de los aranceles de otras subpartidas. Todo hace pensar que las decisiones se centraran en proteger el año antes que arriesgarse a inversiones o riesgos mayores.

El acuerdo de libre comercio entre Ecuador y la Unión Europea (UE) que muy probablemente entraría en vigencia en el 2016, tendrá impactos importantes en las exportaciones ecuatorianas. El sector de la agroindustria, la producción de banano, camarones y flores serán los más sensibles. El impacto del acuerdo en estos sectores incidirá en la dinámica del empleo y subempleo en el sector rural.

La aplicación de las reformas planteadas en el Código Laboral, influirán en la calidad y estabilidad laboral. En noviembre de 2014 el ejecutivo entregó a la Asamblea Nacional el Proyecto de Ley Reformatorio al Código Laboral, mismo que se enfoca en los siguientes puntos: Profundización del derecho de estabilidad, Búsqueda de la equidad, Modernización del sistema laboral, Democratización de la representación laboral y la Universalización de la Seguridad Social.

La aprobación del Código Monetario otorga al Banco Central del Ecuador la posibilidad de convertirse en una alternativa de fondeo a largo plazo, dirigido especialmente al sector productivo. Si se cumple con el objetivo de orientar los préstamos en favor de dicho sector, será observar sus efectos en los niveles de empleo. Sin embargo, no vemos un impacto concreto a favor o en contra en los próximos seis meses.

En términos políticos, Ecuador esta puesto sus dos ojos afuera. Dependiente de la volatilidad del precio del petróleo y del valor del dólar, tendrá que reacomodar sus fichas de inversión interna. Por la lógica y estructura del gobierno, sea cual fuere el escenario propenderá a proteger proyectos que generen empleo directo por lo que no vemos fuertes motivos para mayores sobresaltos en el mercado laboral en el primer semestre. Lo último que hará el gobierno es frenar el gasto, buscará mantenerlo a como de lugar. En el segundo semestre evaluaremos nuevamente de acuerdo a tres factores: precio del petróleo, valor del dólar y efectivización de nuevos créditos.


3. Colombia

Colombia aun no ha entregado los datos correspondientes a Diciembre del 2014, sin embargo presentamos aquí la información correspondiente al reporte de mercado laboral del trimestre Sep-Oct y Nov.

3.1 Colombia: Diagnóstico al 2014

Colombia reportó una tasa de desempleo a noviembre del 2014 del 7,7% a nivel nacional. El dato de desempleo a trimestre móvil (Sep, Oct y Nov) es de 8,0%. Tanto a nivel mensual como de trimestre móvil estas cifras significan una reducción del desempleo comparativamente con el 2013.  La tendencia confirma una reducción lenta pero sostenida de la tasa de desempleo, aunque todavía con un crecimiento muy ligero en sus tasas de participación y ocupación.

Gráfico  9 Tasa global de participación, ocupación y desempleo – Colombia

(click para agrandar)

grafico9

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

En el caso de la tasa de participación, esta continúa en niveles del 65%, sin presentar mayores incrementos desde el 2011. Este fenómeno es compartido por Ecuador.

Gráfico  10 Tasa global de participación – Colombia

(click para agrandar)

grafico10

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Por otra parte, la tasa de ocupación está creciendo sostenidamente desde el año 2008, llegando ya a niveles del 60%.  La mayoría de estimaciones proyectan que este crecimiento continúe en el 2015.

Gráfico  11 Tasa de ocupación – Colombia

(click para agrandar)

grafico11

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Los sectores que están generando más empleo son (i) Comercio, Restaurantes y Hoteles con 27,2%; (ii) Servicios Comunales, Sociales y Personales con 19,6% y (iii) Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca con 16,3%.

Gráfico  12 Participación de sectores de la economía en el empleo – Colombia

(click para agrandar)

grafico12

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Los sectores que tuvieron mayor variación fueron: Construcción con un incremento del 10%, Actividades Inmobiliarias con un 9,8% y Manufactura con un 7%.

Gráfico  13 Variación porcentual de la población ocupada según rama de actividad – Colombia

(click para agrandar)

graafico13

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Sin embargo al analizar las contribuciones (ajustadas por peso) se identifica que es la Industria (+0,8), el Comercio (+0,8) y las Actividades Inmobiliarias (+0,7) las que aportaron más al crecimiento.

Gráfico  14 Contribución ajustada por peso de los sectores económicos en el empleo

(click para agrandar)

grafico13

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

El DANE también reporta el subempleo con categorías de subjetivo y objetivo. En la suma de los dos (Subempleo Total) el ultimo valor a noviembre alcanza el 41% de la PEA. El 10,3% corresponde a Subempleo Objetivo y el 30,7% a Subempleo Subjetivo. Como se puede observar en la grafica no existen variaciones de corto y mediano plazo para ambas métricas. Al parecer la estructura se mantendrá en el corto plazo.

Gráfico  15 Tasa de subempleo subjetivo y objetivo – Colombia

(click para agrandar)

grafico14

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

 3.2 Colombia: Perspectivas 2015

Al igual que Ecuador y a diferencia de Perú, Colombia es perjudicado por la reducción de precios del petróleo. No es un país que tiene muchas reservas y con precios bajos se reducirán los incentivos para proyectos de exploración. Varios analistas identifican que será un año estable aunque no tan beneficioso como el 2014. La mayoría de estimaciones ubican al crecimiento del PIB en el 4%, y al desempleo en el 8,5%. La mayoría de crecimiento vendrá por el crecimiento del consumo de los hogares.

Hay algunos proyectos que dinamizaran la económica, entre los que están los relacionados a infraestructura 4G (Cuarta Generación de Concesiones Viales). Sin embargo, hay incertidumbre por saber en que culminará el proyecto de reforma tributaria. Hay que recordar que el peso de la opinión empresarial en Colombia es mayor que en Perú y Ecuador.

Una parte de la producción petrolera dependerá de la agilidad y transparencia en gestión de permisos ambientales que para algunos sectores son polémicos.  Se identifican también menores niveles de resistencia por parte de grupos sociales.

En lo referente al Carbón se viene un año muy optimista. Sin embargo, el sector que mayor solidez y consistencia presenta en las estimaciones de crecimiento es el inmobiliario, que en algunos casos se lo llegan a estimar en valores superiores al 7%.

Paralelo a estos diagnósticos, el proceso de la firma de la paz puede significar un catalizador que relaje tensiones y dispare la economía. A pesar de que consideramos demasiado optimistas algunas estimaciones sobre su impacto positivo, no cabe duda que traerá beneficios en todos los plazos y este es el año definitorio para identificar cuan maduro esta el proceso. En términos generales, Colombia tiene este año un ojo puesto al sector externo, con cierta precaución y calma y un ojo puesto adentro del país esperando la firma al proceso de paz.

4. Perú

Perú aun no ha entregado los datos correspondientes a Diciembre del 2014, sin embargo presentamos aquí la información correspondiente al reporte de mercado laboral del trimestre Sep-Oct y Nov.

4.1 Perú: Diagnóstico al 2014

Tradicionalmente el INEI de Perú reporta sus indicadores de mercado laboral en la denominada Lima Metropolitana que contiene el 31% de la población del país. De acuerdo al ultimo reporte de mercado laboral, la tasa de desempleo se ubicaba en 5,4% para el trimestre Septiembre-Octubre y Noviembre; el mismo trimestre del año anterior reportaba un porcentaje del 5,8.


Gráfico  16 Evolución de la tasa de desempleo – Perú

(click para agrandar)

grafico16

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Para el trimestre en mención el INEI reportó una Población en Edad de Trabajar de 7,3 millones de personas en Lima Metropolitana, de las cuales 5 millones integran la PEA y el resto la PEI. De la PEA, se reportaron 4,7 millones de ocupados y alrededor de 0,3 millones de desocupados. A diferencia de Ecuador y Colombia, Perú tiene un crecimiento medianamente sostenido de su Población Ocupada y de su Población Activa al mismo tiempo.

Gráfico  17 Evolución de la población ocupada – Perú

(click para agrandar)

grafico17

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Según ramas de actividad, la mayoría de ocupados se encuentra en Servicios con el 55,2% (2,5 millones), seguido de Comercio con el 20,6%  (0,9 millones), Manufactura con el 15,7% (0,7 millones) y Construcción con el 7,3% (0,3 millones). En este trimestre los sectores de mayor crecimiento fueron Servicios (2,1%), Comercio (1,9%) y Construcción (1,8%). La Manufactura decreció en casi 25 mil personas (3,3%).

El INEI es el único de los tres institutos que publica información desagregada por tamaño de la empresa, fundamental para entender evoluciones de informalidad y corporativizacion del mercado. En el ultimo reporte 2,8 millones de ocupados están en empresas de 1 a 10 trabajadores, 0,5 millones en empresas de 11 a 50 trabajadores y 1,5 millones en empresas de 51 y mas trabajadores. El empleo de este reporte se incrementó en 4,4% en empresas grandes, 1,1% en las mas pequeñas, mientras que disminuyó en las medianas en 7,1%.

Para el INEI de Perú, el Subempleo es una subcategoría de la PEA y se encuentra en 31,6%, reduciéndose en 3,2 puntos porcentuales en comparación con el mismo trimestre del año anterior. El Instituto desagrega el Subempleo en Subempleo por Horas que se encuentra en 9% (-2% respecto al año pasado) y el Subempleo por Ingresos que se encuentra en 22,6% (-1,2% respecto al año pasado).

Adicional a la Encuesta de Hogares, Perú publica estadísticas regulares del mercado laboral provenientes del Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo. El Índice de Empleo Urbano para el último reporte disponible (Octubre) reporta un incremento sostenido en el 2014 del 1,48%, coherente con la evolución de la Encuesta de Hogares.


Gráfico  18 Índice de empleo Urbano en empresas de 10 y más trabajadores – Perú

(click para agrandar)

grafico18

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

El mismo indicador es replicado exclusivamente para las empresas de 10 y más trabajadores de Lima Metropolitana, reportando un incremento del 1,47%.

Gráfico  19 Índice de empleo Urbano en empresas de 10 y más trabajadores – Lima Metropolitana

(click para agrandar)

grafico19

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

4.2 Perú: Perspectivas 2015

Perú cierra un año positivo, a pesar de que tuvo que reducir su meta de crecimiento del PIB del 5% para finalizar en cerca del 3%. Ingresa a un año y medio de periodo electoral, donde algunos analistas anticipan “paquetes” de medidas que permitan parchar problemas coyunturales de la economía. Al igual que el resto de los países de la región, Perú está recibiendo menos divisas por la caída de los precios de los commodities, aunque se está beneficiando de la reducción del precio del petróleo. Sin embargo, esta caída aun no esta reflejada en el mercado interno.

A Perú le conviene una reactivación de EEUU. Esto puede generar incentivos externos para fomentar su producción de algunos sectores que el 2014 no crecieron como debían. En este sentido resalta el Oro, que en el 2014 tuvo un año muy malo (cayó cerca del 30%). De la misma manera, hay esperanzas para que se reactiven proyectos mineros que perdieron ritmo en el 2014, mientras que la explotación petrolera es una de las que más arrastra incertidumbre. Con un precio del petróleo menor, dudamos que los incentivos sean superiores en el mediano plazo.

El año 2014 también se lo recordara como el año donde no se efectivizaron política y económicamente las famosas “regionalizaciones”, mostrando problemas de corrupción y de baja ejecución presupuestaria. La mala capacidad de gasto y problemas institucionales son una señal fuerte de que el modelo aún es débil y que la concentración geográfica no será fácil de cambiar en plazos medianos.

A mediados del 2014 año se percibió mucha incertidumbre por el abrupto cambio de Ministro de Economía, que era considerado fundamental para el Presidente. En realidad, el cambio no generó mayores sobresaltos y al parecer los agentes reaccionaron con estabilidad.

Varios sectores empresariales ven prometedor el sector de Energía y Transporte, aunque no parecen ver señales concretas desde el gobierno de incentivos. Por otro lado el Cobre sigue su crecimiento sostenido, con estimaciones de que en 5 años superará a la producción chilena.

Se discute una nueva escala impositiva con anuncios de incentivos para las empresas. De su lado la derecha se queja cada vez mas de los gastos sociales y en especial de una supuesta mala focalización de programas. Si la presión es aún más fuerte, podría haber menores gastos en el área social.

Se estima que el crecimiento para el año este entre 3% y 4% aunque esto dependerá de los proyectos mencionados así como proyectos mineros que podrían entrar en ejecución. Hay expectativas optimistas de crecimiento del 6% para el 2016.

En términos estructurales Perú esta trabajando para su ingreso a la OECD, tentativamente para el quinquenio 2016-2021. Esto dependerá que la gestión de su gobierno y la continuidad que exista con los resultados de las elecciones.

De los proyectos legislativos que llaman la atención están las reformas laborales con enfoque para los jóvenes, y racionalización en el sistema de pago de tributos, con un indirecto pero calculado efecto de liquidez para el sector privado.

En general viene un año estable, aunque con los ojos puestos hacia dentro. En lo externo parece ser favorable para el Perú siempre y cuando exista claridad puertas adentro.

5. Perspectivas para la Región

La pregunta que Latinoamérica debe hacerse es si la caída de los commodities es coyuntural o estructural. Recogiendo el análisis de varias fuentes todo parece indicar que la caída será temporal pero habrá un cambio estructural en el nivel de precios: en el caso del petróleo lo mas probable es que luego de la recuperación, se estabilicen en niveles de 60 dólares por barril.

¿Por qué se recuperan los precios?

El Banco Mundial (BM) ha actualizado sus proyecciones de crecimiento para los próximos tres años y evidencian que las economías que se enfriaron tenderán a reactivarse a partir del 2016. Según el BM China crecerá en el 2015, 2016 y 2017 en valores de +7,1%; +7,0%; y +6,9%. Brasil crecerá en esos mismos años +1%; +2,5%; y 2,7%. Rusia en -2,9%; +0,1%; y +1,1%. India en +6,4%; +7,0%; y +7,0%. Indonesia en +5,2%; +5,5%; y +5,5%. Una mayor demanda por parte de la mayoría de bloques del mundo provocará esa recuperación. La incertidumbre es cuando y a que nivel, las estimaciones que hemos investigado concuerdan en que esa recuperación se dará a partir del cuarto trimestre del 2015 y a niveles cerca de 60 dólares por barril.

Así mismo el BM a actualizado las estimaciones y pronósticos de crecimiento para Latinoamérica. Estos son los valores:


Gráfico  20 Comparativo regional del PIB a precios de mercado – Pronóstico

(click para agrandar)

grafico20

Fuente y Elaboración: Banco Mundial

 ¿Qué impacto tendrá esto en el empleo?

En caso de que la región reciba un impacto en empleo, éste se lo sentirá en el segundo y tercer trimestre del 2015 pero se recuperará a partir del cuarto trimestre. No avizoramos cambios importantes o bruscos. Ecuador protegerá su tipología de inversión para evitar caídas en empleos formales, Colombia tiene a su mano políticas monetarias y proyectos en recuperación y Perú tienen menor preocupación externa.

¿Que pasa con el subempleo e informalidad?

Como lo hemos dicho en ediciones anteriores de este reporte, el subempleo e informalidad (por separado) representan el verdadero problema del mercado laboral de la región. Desafortunadamente no vemos cambios importantes en las tendencias de largo plazo y apenas dos o tres políticas tibias intentan atacar el problema de forma frontal. Colombia a través de su presidente en el ultimo foro con la CEPAL y la OECD hizo énfasis en la profesionalización con la intención de mejorar “capacidades profesionales” de una parte de la fuerza laboral para “que se inserte mejor a las demandas de las empresas”. Sin embargo los planes aun no tienen impacto en los indicadores. Ecuador se ha concentrado en bajar el desempleo y generar inversión publica. Hay reducciones en subempleo pero no se identifican acciones concretas para proteger a los subempleados de condiciones de vulnerabilidad. Aun consideramos que los subempleados en particular de Guayaquil y Machala son los que pueden llevar las de perder ante shocks externos y en esas plazas no hay programas específicos para este problema. El Perú hay algunas reformas en camino respecto al empleo juvenil sin embargo nada en concreto y vagos impactos en los indicadores. Este es el verdadero reto de la región y no hay señales claras ni optimistas para esta variable en especifico.

Finalmente hay una particularidad geopolítica que influye en nuestros tres países de análisis: la dinámica de Unasur versus la Alianza del Pacifico. La pregunta para el 2015 es cual de las dos va a tener una concreción en lógicas comerciales conjuntas que podrían influir en empleo. Por el momento quien más rápido se esta moviendo es al parecer la Alianza, que con pocos meses de creación ya integra sus bolsas de valores. Unasur con un fuerte soporte político y de infraestructura a finales del 2014 aun no da señales en este sentido.

Actualizaremos este reporte cuando Colombia y Perú entreguen sus cifras a Diciembre del 2014. Versiones mas detalladas y particularizadas por sector están disponibles para clientes en particular.

FUENTES:

PERU / boletin-empleo-set-oct-nov-2014 disponible en: inei.gov.pe

COLOMBIA/Boletín Técnico Principales Indicadores de Mercado Labora Nov 2014 disponible en: dane.gov.co

ECUADOR / Presentación de los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo a diciembre de 2014. Disponible en: inec.gob.ec

OTROS / OIT, Panorama Laboral 2014 América Latina y el Caribe, Primera Edición.

Banco Mundial, Perspectivas Económicas Globales.

Respuesta del Columnista

El INEC gentilmente respondió a mi editorial sobre la crítica a la nueva metodología de empleo. Aquí mi respuesta a la contestación.

Agradezco la atención a mi respuesta y comento en el mismo orden:

1.- He criticado que el INEC ha etiquetado a una categoría laboral con una palabra cuya connotación es subjetiva y con juicio de valor. La palabra “adecuado” se presta a malas interpretaciones; justo lo que tiene que evitar una oficina pública que norma estadísticas. El INEC ha respondido que su definición no incluye características como estabilidad laboral, seguridad social, ambiente de trabajo; que su categorización no tiene por intención clasificar a los que tienen seguridad social y otros. De acuerdo, pero eso no es lo que critico; en política pública no cuentan las intenciones sino la recepción de los mensajes. Mi punto es que dentro del entendimiento de esa palabra se presta a comprender a un empleo como bueno o como malo, apropiado o inapropiado (ver definición de “adecuado”) permitiendo a su vez que dentro de ese conjunto entren individuos que puedan tener otras características que pueden ser ilegales, antiéticas e injustas. Esa es la contradicción que critico. Ahora bien, podrían argumentar que la nueva categoría es igual de subjetiva que la anterior. Veamos. La anterior definición era “ocupados plenos”, ¿qué significa?: el que esta haciendo algo de forma completa, llena, el que tiene un oficio completo. La nueva definición: “empleados adecuados”, ¿qué significa?: una persona que está desempeñando un empleo, una labor, por una paga, salario pero de forma apropiada. Que cada uno interprete cuál definición es más subjetiva. Sin embargo, lo fundamental es que en la anterior metodología el individuo se definía independientemente de su relación laboral capital-trabajador. Ahora todo el que está ocupado es empleado, y no solo eso, es adecuado o inadecuado; ojo con la interpretación política y técnica de este detalle.

2.- La OIT no ha normado esta categoría en ninguna Conferencia, implícitamente lo están aceptando.

3.- Mi tercera crítica fue que el nuevo método complica y no simplifica. Cada cinco años hay nuevas conferencias de la OIT, es decir en cinco años habrá un nuevo cambio. La habilidad de la función pública no está en acoger cambios sino en hacerlo sin complicar lo anterior. Siempre van a existir nuevas metodologías, es tradicional de una oficina pública actualizarse, lo retador es hacerlo sin que en el largo plazo las interpretaciones sean enmarañadas. Al final del día mi intención es criticar con argumentos y poner sobre la mesa lo esencial de la neutralidad en el lenguaje de una oficina estadística. Ser burócrata es terriblemente difícil, y dentro de esa dificultad uno debe recordar que la función y las acciones que uno realiza van a perdurar en el largo plazo, que las normativas tienen que ser estables y consensuadas. El otro camino que queda es explicar que la categoría de “adecuados” en el sentido “inecino” pueden incluir “inadecuados” en el sentido común. Mi intención no es polemizar, así que ustedes juzgarán si vale la pena o no rectificar. Solo quiero recordarles que la función pública debe estar abierta a críticas porque se está buscando mejorar. Si me quedo callado y mi error es correcto ¿sería mejor o peor? Eso es lo que nos hace una sociedad democrática: participar, deliberar, criticar, estar de acuerdo y en desacuerdo. Hay que abandonar la vieja costumbre de creer que disentir es políticamente inadecuado.

Texto originalmente publicado el 8 de Noviembre del 2014 en:

http://www.eluniverso.com/opinion/2014/11/08/nota/4195931/respuesta-columnista

Lo adecuado de lo ilegal

El INEC comete tres equivocaciones con la nueva clasificación de subempleo. La primera es que inventa una categoría con claras connotaciones de juicio de valor: definir un trabajo como “adecuado” o “inadecuado” les va a traer más problemas que beneficios. Por ejemplo, según su nueva clasificación una empleada doméstica sin afiliación al Seguro Social que gana el mínimo está ahora “empleada adecuadamente”. Es decir, algo ilegal ahora es adecuado. Otro ejemplo es el trabajo infantil: un niño que trabaja en el mercado, que gana más de 13 dólares al día es clasificado como “trabajo adecuado”, así sea injusto, ilegal y antiético, ahora para el INEC es “adecuado”. Otro ejemplo es una niña obligada a prostituirse pero que responde la encuesta frente a su victimario: dirá que gana más del mínimo, dirá que trabaja lo suficiente y dirá que quiere cambiarse de trabajo. Ahora es “empleada adecuada”. La estadística oficial debe ser muy cuidadosa en no implementar cambios al apuro, debe evitar juicios de valor, debe razonar con varios actores institucionales cuál es el significado de una nueva categoría. Es evidente que quien se inventó este término no conoce la connotación histórica de la palabra subempleo, no conoce que la explotación laboral no viene dada solo por lo monetario (inseguridad, falta de garantías, explotación física, sexual, psicológica), no conoce la teoría del trabajo ni las relaciones históricas capital-trabajador, no conoce cómo se discutió por décadas la formalización de la precariedad laboral en torno al subempleo.

Ahora bien, han dicho que el cambio está respaldado por la OIT. Esa es mi segunda crítica, porque eso es falso. Revisando detalladamente las cinco resoluciones de la 19ª Conferencia de la OIT que es citada por el INEC, en ningún momento se norma o discute sobre el trabajo “adecuado”. Al contrario, hay avances en otros temas fundamentales como el trabajo digno, algo que el Ecuador debe medir urgentemente y no hay avances al respecto, no por normativa internacional sino por coherencia política. Lo que ha hecho el INEC es una interpretación basándose en un consultor, creando una categoría que puedo afirmar con seguridad no será aprobada –bajo ese nombre y definición– en ningún otro país del mundo.

Dicho sea de paso, el único órgano oficial para especificar normas de estadísticas de trabajo es la Conferencia. Un consultor, especialista, experto, por hábil que sea y por afiliado que esté a la OIT no representa voz oficial. El único documento oficial de la OIT es la Conferencia y ahí no existe algo sobre la categoría inventada por el INEC. Un consultor es libre de opinar lo que quiera, pero el documento oficial es la resolución de la Conferencia y esta no discute siquiera el trabajo “adecuado”. Este proceso debió llevarse con calma, presentando propuestas ante Comisiones de Estadística, si es que hay un informe de consultores especializados debían ser públicos antes de cualquier definición: hasta hoy no hay informe ni es público.

En el 2007 cuando discutimos la nueva metodología de desempleo llevamos a cabo largas, complejas y hasta conflictivas reuniones para definir cómo mejorar la encuesta. Hay documentos interinstitucionales que respaldan un hecho simple: la política pública se hace deliberando, discutiendo con los usuarios y en especial la estadística publica debe ser transparente en el proceso de construcción. Eso es lo que la legitima. Ahora bien, será muy válido el contraargumento de que no necesitamos a la OIT para crear nuestras categorías. Eso es cierto, pero entonces no es correcto mencionar que la OIT respalda algo que no ha discutido.

Y desde ahí arranca mi última crítica: era más fácil mejorar la métrica de subempleo generando subcategorías de subempleo que sean subdivisiones del concepto original. Así no rompían la serie y no incluían juicios de valor contradictorios con la ley del Ecuador. Simplemente tenían que “oficializar” que puede haber subempleos por ingreso, subempleos por insuficiencia de horas y subempleos por insatisfacción laboral. La suma de los tres podía ser el original subempleo y se acababa el problema. Gracias al nuevo cambio solo un experto logrará interpretar entre empleo adecuado, subempleo, inadecuado, remunerado, informal, ocupado pleno, entre otros. Vamos a tener que gastar en otros consultores para desenmarañar lo que hizo el otro consultor: kafkiano.

Dicho sea de paso esta subclasificación que “propongo” ya estaba hecha y hasta Senplades la estaba usando. Podían mejorarla y evitar la confusión, pero ya es muy tarde.

Por último, me ha llamado la atención algo que asumo es un desliz por parte de las autoridades. Argumentan que era necesario cambiar porque cuando comparaban con Colombia o México nuestro subempleo era “muy alto”. Bajo ese criterio cuando a las autoridades les parezca “muy alto” algún otro indicador habrá que cambiarlo. ¿Habrá que pensar en “informalidades adecuadas”, “pobrezas adecuadas”, “ilegalidades adecuadas”?

El INEC debería modificar el término “adecuado”, está a tiempo; pero más que todo debe avanzar al ritmo de las verdaderas problemáticas del país: ¿cuánto avanzamos y cuánto no en el cambio de matriz productiva?, ¿cuál es nuestra inequidad más allá de ingresos?, ¿el país avanza o no con emprendimientos?, entre varios otros. Debe evitar el clásico error de que se cambia un indicador porque no nos gusta la estadística. La estadística no se trata de esa forma. La estadística responde a un concepto, y solo cuando el concepto tiene un antecedente, un marco teórico, una discusión y un análisis, solo entonces se debe considerar un cálculo estadístico. No al revés. Lo que legitima una estadística es la transparencia en el proceso, no la oficialización de un resultado.

Editorial original publicado el 28 de Octubre en http://www.eluniverso.com/opinion/2014/10/28/nota/4158746/adecuado-ilegal-errores-inec-torno-nuevo-subempleo

Entrevista en El Comercio: El remezón de la mujer en Ecuador

El último Domingo del 2013 Diario El Comercio publicó esta entrevista que me realizó sobre el nuevo perfil del ecuatoriano. Comparto el texto y al final link:

Si se podría identificar una sola característica que defina el perfil del ecuatoriano que llega al 2014, ¿cuál sería esta?

Definitivamente, el remezón y el papel social que tiene la mujer.

¿La mujer está al frente del futuro del Ecuador?

Estoy convencido, hay tres elementos que lo justifican. 1) La mujer es quien domina los espacios de educación superior, porque está más presente en las universidades preparándose más. 2) La mujer tiene una mayor participación económica, no solo porque es creciente en el mercado laboral, sino porque el Censo Económico del 2010 reveló que ellas son la mayoría de los propietarios de los establecimientos comerciales. 3) la mujer cambió de actitud respecto a decisiones sobre fertilidad.

Si la población femenina es más o menos similar a la masculina, ¿por qué las universidades tienen más mujeres?

La mujer ahora tiene más acceso a la educación y tiene más opción de participar laboralmente. Además, se casa más tarde y le tiene menos miedo a divorciarse. Adicionalmente, las mujeres que permanecen casadas deciden tener menos hijos y a edades más tardías.

¿Qué episodio marcó este ‘remezón’ de la mujer?

Los padres de familia motivan más a que tengan educación superior y por supuesto la mujer asume el reto. La tasa de acceso a la universidad, en el 2006, era del 26% para la mujer y del 23% para el hombre. Ahora (2013) las mujeres bordean el 35% y los hombres nos estancamos en el 25%. Para el 2020, el 40% de la tasa de educación neta se concentrará en las mujeres y el 20% en hombres.

¿Qué pasa con los hombres?

No reaccionamos de la misma forma. Seguimos convencidos de que las estructuras sociales machistas son las mismas y que estas nos van a dar los mismos beneficios. Quienes piensen así están equivocados: Ecuador ingresa a una sociedad moderna, que cada vez es menos pobre, y donde el hombre está perdiendo espacio frente a la mujer.

¿Esta tendencia se va a mantener de forma estructural?

En el 2030 la participación económica y social se equilibrará. En el pasado había una sociedad machista que favorecía al hombre y ahora la mujer gana terreno.

¿Antes del 2030 el Ecuador podrá tener una presidenta de la República?

Estoy seguro que sí, ya hay señales en ese sentido. El cambio en los criterios políticos no solo se siente en las mujeres sino en las familias. El Ecuador está en plena transición: de ser un país pobre en el año 2006 (cuatro de cada 10 habitantes) a uno donde el 80% ya no lo es (2013). La población ya no tiene en su mente ese discurso de los políticos tradicionales que prometían derrotar la pobreza. La mayoría del país está diversificando sus criterios políticos y uno de ellos es exigir mayor participación social.

Además, las mujeres eran el mayor porcentaje de la población pobre del Ecuador…

Era una realidad atada al tema de la fertilidad. Tener muchos hijos era caer en la trampa de la pobreza. El cambio viene desde la mujer de las zonas urbanas, que tiene menos hijos y una mayor participación en las actividades económicas. Esta realidad ha dado un cambio político, porque el país ahora busca calidad de vida y eso es fácil darse cuenta en las discusiones cotidiana: la gente habla más sobre los temas de nutrición, si el Ecuador debe tener o no una presidenta o si necesita un espacio verde en su condominio.

Sin embargo, en los últimos años se percibe poco interés en el ecuatoriano sobre el debate público. Incluso, a través de la protesta social, había participación.

Si se analizan los mecanismos actuales de participación social, hay espacios más amplios.

¿En dónde?

En la tecnología. Primero porque la reducción del analfabetismo digital abre un círculo virtuoso pues genera educación y reduce la pobreza. Además, garantiza una mayor participación que en el pasado. ¿A través de qué mecanismos se podía transmitir antes una opinión sobre tu ciudad? Tenías que tener un contacto con alguien relacionado a la política o quizás que la televisión te entrevistara…

…O salir a la calle y bloquear la vía, ponerse frente al Congreso y hacer presión social.

Quizás el ciudadano sí puede participar en una marcha, pero a lo mejor no le interese hacerlo sobre temas nacionales. Lo que yo veo es un mayor interés de participar en temas de su ciudad (locales).

¿No es un comportamiento contradictorio, tomando en cuenta que en los últimos 7 años el Ecuador se recentralizó de forma evidente? Las grandes decisiones del país y muchas de las locales se toman en el Poder Ejecutivo…

Hay que comparar con el pasado para tener una referencia. Llegó un liderazgo fuerte a reorganizar las estructuras económicas y sociales y, frente a ello, la oposición ha mostrado vacíos y debilidades…

Gran parte de esa oposición ahora está con el Gobierno.

Es otro factor por el cual también se debe responsabilizar a la oposición. A un país que estaba desinstitucionalizado llegó un movimiento que dijo que lo va a reconstruir, con todas las cosas buenas y malas que ha hecho. De ese cambio se ha dado cuenta el ciudadano común más que el político tradicional. El ecuatoriano ya no se conmueve por el beso al niño pobre. Ahora piensa en temas de sexualidad, de trabajo; quiere que no le asalten, que el tráfico de las ciudades mejore o en tener el último modelo de auto. Hay cambios de criterios.

¿Cuándo el Ecuador comenzó a preocuparse por temas distintos a los de antes?

Ecuador es un país que se parece a Brasil, Colombia y Venezuela en el sentido de que geográficamente está disperso (sus capitales no abarcan mas del 15% de la población del país)  El hecho de tener más ciudades que captan más población hace que a la gente ya no le interesa solo lo que pasa en Guayaquil y Quito, sino lo que pasa en Cuenca, en el oriente o en Santo Domingo. Otro factor es el nuevo rol de la mujer y la reducción de la pobreza.

¿El papel que ahora asume la mujer en el desarrollo del Ecuador es similar al de otros países de América Latina?

En parte se relaciona con la reducción de las tasas de natalidad y eso es a nivel mundial (técnicamente se denomina transición demográfica). Esto se verá por 20 o 30 años. Además, hay países de la región como Ecuador, donde las mujeres entran al mundo laboral en busca de estabilidad económica e independencia. Ese anhelo, de por sí, conlleva un cambio político que impulsará que una mujer vaya a la Presidencia.

¿Su mensaje para la oposición es que si busca reestructurarse debe pensar en el liderazgo de una mujer?

Para la oposición y para el Gobierno.

¿La existencia de un ecuatoriano más consumista es producto de la dolarización y del fenómeno de la migración?

La migración cambió los patrones y los estilos de vida. Que una persona tenga una mínima exposición a la realidad de otro país puede cambiar sus criterios. Todo esto es positivo porque amplía la mente de las personas. Las discusiones que hemos tenido en el país han sido muy parroquiales, del corto plazo. Entonces, el migrante aporta a ese cambio positivo. Y eso sucede no solo con el ecuatoriano que regresa sino con el extranjero que viene. El reto ahora es que las estructuras económicas que tiene el país se mantengan para que el ecuatoriano siga viajando por turismo, negocios, educación…

¿Le preocupa al ecuatoriano promedio que la estabilidad económica se deteriore por un bajón del petróleo?

Eso le preocupa a los estratos más altos (13% de la población). Para ellos la sostenibilidad de la economía es una prioridad. A los estratos medios (un 60%) les preocupa más el bienestar de su familia, la seguridad, el tráfico y las áreas verdes. Cada estrato tiene distinto grado de aspiraciones, aunque la preocupación por lo medioambiental y por la salud es algo transversal.

¿A qué se debe eso?

A que el ecuatoriano ya no está tan preocupado en sobrevivir, sino en que su calidad de vida mejore: en qué tipo de bebida toma en el almuerzo, si su hijo tiene sobrepeso o en qué colegio debe estudiar.

¿Por esto no es nada extraño que el Régimen mantenga el eslogan del buen vivir?

Es un acertado criterio multidimensional. Pero más allá de esto, la sociedad ecuatoriana debe plantearse un reto a futuro: que no solo se debe vivir bien, sino saber convivir. Y eso es lo que no sabemos hacer. El ecuatoriano se queja del tráfico desde su propio auto. No se da cuenta que él es parte de ese problema y esto no es positivo.

¿Por qué?

El ecuatoriano tiene que darse cuenta de que los signos de la buena convivencia no está estrictamente relacionados a este ‘boom’ de consumo. Debemos darnos cuenta de que si dejo parqueado mi auto fuera de la panadería estoy interrumpiendo el paso de la gente que quiere caminar. Esa nueva convivencia tiene detrás de sí un reto político importante, porque la clase media es más exigente y eso tiene que entenderlo el político contemporáneo.

¿Aunque ellos, los analistas y los medios de comunicación digan que el ecuatoriano de hoy le da menos valor a la democracia y las libertades?

Latinbarómetro dice que Ecuador no evalúa mal a la democracia. Lo que le sucede, al igual que otros países, es que valora tener una estructura de orden en lo político y un liderazgo fuerte. Eso no se sentía en el pasado. Recuerdo que en los grupos focales que hacíamos en el 2001 y el 2002, la gente necesitaba a alguien que ponga las reglas claras, que patee al perro y ponga orden en el país.

Pero no se puede pensar en un país moderno sin partidos, sin pluralidad en el pensamiento y en el liderazgo…

Ese es el reto del ciudadano y del líder de opinión. Los elementos que construyen una democracia no deben basarse en liderazgos fuertes. Hay experiencias en América Latina donde ha pasado factura el hecho de que un liderazgo fuerte no piense en el recambio. Y eso es algo que el ecuatoriano y el político deben comprender. El desarrollo de un país no puede basarse en una sola persona.

Eso se ha vivido siempre: 20 años de liderazgos caudillistas, uno tras otro…

La gente debe comprender que todos somos capaces de hacer un buen trabajo, no solo culpar y responsabilizar al otro. Y ese cambio debe empezar por la casa y el empleo. Tengo que crecer yo para dar la oportunidad a que otros se desarrollen. Ese ejercicio de responsabilizarse, delegar, compartir y convivir es lo que debemos como ecuatorianos aprender.

Quién es. Quiteño (1980). Es economista por la USFQ y la Flacso. Fue director del Instituto de Estadística y Censos entre 2007-2012. Sigue un doctorado en EE.UU. Su punto de vista. El cambio social que experimentó la mujer cambiará también el rol de los políticos en el futuro. Las frases:  “El ecuatoriano tiene que entender que la buena convivencia no está relacionados a este ‘boom’ de consumo”. Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/politica/Ecuador-economista-entrevista-Byron_Villacis-politica_0_1056494351.html

Tres verdades sobre Quito.

La impresión de que Quito tiene fiestas más apagadas hace repensar en el perfil del Quiteño de esta época. Quito ya es totalmente distinto al imaginario que familias tradicionales tienen en mente y eso casi siempre les provoca concluir que estamos peor que antes. Yo no creo que estamos peor, yo creo que somos distintos, estamos más segmentados y más dispersos. Encuentro al menos tres sustentos para afirmar esto:

1: ESTAMOS MÁS VIEJOS

En el año 2001, 50% del cantón eran menores a 24 años, en el 2010 ese porcentaje bajó a 46%. En el mismo periodo las personas mayores de 50 años pasaron a ser el 30% de la población, en el 2001 eran el 26%. La edad promedio pasó de 28 a casi 30 años. Estos cambios a simple vista parecerían menores pero en términos agregados y mirando en detalle las pirámides poblacionales se puede entender mejor la variación: hay más gente y de edades más adultas. Para leer con mayor facilidad hay que fijarse a qué edad se alcanzaban las poblaciones señaladas con las flechas, comparando la flecha No1 en el 2001 con la No 1 en el 2010 y así sucesivamente:

Imagen1

Imagen2

2: CADA VEZ HAY MÁS COSTEÑOS Y MENOS “CHAGRAS”

En el 2001, 32 de cada 100 personas que vivía en el cantón Quito había nacido en una provincia distinta a la de Pichincha. En el 2010 esta proporción subió a 34. Este parecería un cambio menor pero no lo es; no solo porque significan alrededor de 160.000 más migrantes sino por su composición: cada vez hay más costeños. En Quito creció la participación de Manabí y Los Rios, mientras decrecían en participación los carchenses y azuayos. Todavía las provincias de mayor contribución de migrantes en Quito son serranas, pero hay un cambio importante en el ranking:

Provincias de mayor aporte de migrantes a Quito, comparativo.

Imagen3

Este cambio también es cualitativo: los nuevos migrantes tienen una estructura de edad distinta a los “chagras”. Este es un gráfico donde comparo un ejemplo de los migrantes tradicionales de Quito con los nuevos: los cotopaxenses versus los manabitas. El dato importante es que la edad promedio de los migrantes manabas en Quito es 30 años mientras que la edad promedio de los migrantes cotopaxenses en Quito es 41. Es decir tenemos más costeños jóvenes mientras decrece la participación de migrantes serranos, más viejos. Ahora se vuelve más fácil entender por qué Quito se aleja de las tradiciones y se dispersa.

Imagen4

3: QUITO ES MENOS CONSERVADOR

La gente se casa menos, se divorcia más, tiene menos hijos y se educa más. La mejor forma de resumir este cambio es en el incremento de personas que deciden unirse en vez de casarse. Esta gráfica no solo muestra un gran cambio en la proporción de “unidos”, también un descenso en los “casados”. Es decir, Quito es cada vez menos conservador.

Imagen5

Entonces; Quito es distinto, Quito es más disperso. Tengo una impresión que va de la mano con lo que he encontrado en los números: las fiestas en los 90’s y 2000 eran sinónimo de chivas sin seguridades, alcohol y puñetes, generalmente en la zona de la Plaza de toros de Iñaquito. Ahora las fiestas están regadas por toda la ciudad, hay menos alcohol visible en las calles y las corridas están lejos y dispersas. Somos distintos, somos más en cantidad y estamos más dispersos. Quizás eso no le quita la personalidad a la ciudad: casi nunca nos ha gustado aceptar nuevas verdades.

Byron Villacis, 2013

Todas las fuentes: Censos oficiales 2001 y 2010

Ecuador Fantasma

El 28 de noviembre del 2010 el Ecuador se paralizó. Ese día se realizó el último censo de población y vivienda; operativo estadístico que implicó la inmovilización del país y el trabajo coordinado de más de 500.000 personas. Sin lugar a dudas el reto profesional más grande y delicado que he tenido en mi vida.

Técnicamente, un operatvo de estos está bien ejecutado cuando tiene una omisión censal baja, lo que quiere decir que poca gente se quedó fuera del registro. El censo del 2010 tuvo una omisión del 4,31%, el censo del 2001 tuvo una omisión del 5,89% y el de 1990 una de 5,74%. Sin embargo, para mi equipo y para mí la verdadera medida de “éxito” del censo se resumía a dos factores: 1) que el medio millón de personas involucradas en el operativo no sufran ningún tipo de accidente o agravio y, 2) que la población colabore inmovilizándose y entregando información de calidad a los empadronadores. Éste último factor es reconocido internacionalmente como la bisagra de la calidad de un censo de hecho: si la gente se mueve y no colabora, el censo sale mal.[1]

La mejor evidencia de este éxito llegó a mis manos de la forma más inesperada: un ciudadano coleccionó fotografías tomadas durante el día del censo que se popularizaron por Tuiter bajo el hastag #EcuadorFantasma y las convirtió en un video. El resultado es impresionante:

Muchas gracias a Fabian Riofrío por este bellísimo trabajo que ha provocado que escriba este post. No me cansaré de agradecer también a la cara visible de este proyecto como fueron Jorge García (@jorigar), Brenda Sempertegui (@Brendamsv ), Omar Fuentes (@co_fuentes ), Katy Lema y todo el equipo administrativo y técnico del INEC. Hay cientos de personas que sacrificaron su tiempo, familia y energías para que se de este resultado. Por supuesto el agradecimiento más grande es para los empadronadores, más de 300.000 estudiantes que apoyaron al censo. Ahora que los tiempos son más calmados resulta agradable recordar ese 28 de Noviembre, en el que logramos convencer a la gente de que colabore cívica y apolíticamente en esta fiesta estadística.

Esta es una pequeña muestra de la campaña 360 que diseñamos para convencerle a la gente. Nada más que un granito de arena de gratitud sincera para quienes hicieron este trabajo, comentándoles que en cada país que he podido visitar, la gente reconoce al censo de Ecuador como un ejemplo. Muchas gracias, esto fue un buen trabajo.

Acá otros videos de la campaña del censo 2010:


[1] La calidad de un censo también se mide con referencias técnicas mas profundas como los índices de Wipple, Myers y el de Naciones Unidas. Aquí los resultados para el caso ecuatoriano:

(click para expandir)

indicadorescalidadcenso