Sobre los nuevos cambios del INEC en las categorías de empleo

Byron Villacis

El Instituto de Estadística de Ecuador (INEC) ha vuelto a realizar un cambio en las categorías de análisis del Mercado Laboral sin previa discusión ni aviso. En Octubre del 2014 eliminó la anteriores categorías de Ocupación Plena, Subempleados y Ocupados no Clasificados y las reemplazó por Empleo Adecuado, Empleo Inadecuado y Empleo no Clasificado. En ese cambio el Subempleo se redujo en considerable proporción al convertirse en una subcategoría del Empleo Inadecuado. En su momento realicé tres críticas a estas modificaciones: 1) las connotaciones de juicio de valor de palabras como “inadecuado” se deben evitar en estadística pública: confunden y hasta pueden generar problemas de interpretación de legalidad de empleo, 2) la ausencia de un marco teórico y de una discusión interinstitucional PREVIA para realizar ese cambio y, 3) el INEC argumentó que los cambios se realizaron porque la OIT los recomendaba, cosa que no aparecía explícitamente en ningún documento oficial internacional hasta antes de los cambios realizados. En ese momento dije que el INEC tarde o temprano tendría que cambiar esas denominaciones, pero que lo urgente era que lo haga en un proceso transparente y participativo.

A menos de dos años de ese cambio, los reportes de Marzo del 2016 y en especial de Junio del 2016 vuelven a presentar modificaciones sin previo aviso ni discusión. Aquí se resumen los cambios aparentes al comparar los reportes de Diciembre 2015 con Junio 2016. Desafortunadamente no hay un documento oficial que explique si hay más cambios, por qué los realizaron, con qué marco conceptual y si alguna institución intervino en la discusión.

  1. Desaparece, de las presentaciones y de las bases de datos, la categoría “Empleo Inadecuado”. A pesar de que los últimos documentos metodológicos disponibles siguen describiendo al Empleo Inadecuado como una categoría oficial, en los reportes de Marzo 2016 y Junio 2016 la categoría ha desaparecido. Se asume que decidieron unilateralmente disolver el indicador en las tres partes: 1) la tasa de Subempleo (que no son los Subempleados de la metodología previa a Octubre del 2014), 2) la “Tasa de Otro Empleo No Pleno” (que se asume es lo que antes se conocía como la tasa de “Otro Empleo Inadecuado”) y, 3) la Tasa de Empleo no Remunerado. Es decir, se elimina de los reportes el Empleo Inadecuado y se cambian las etiquetas de otras categorías.
  2. Se cambia la denominación de “Empleo Adecuado” por “Empleo Adecuado/Pleno”. Es decir se recupera en parte la denominación de antes del 2014 (Ocupado Pleno) pero manteniendo la palabra Empleo (a pesar de que los individuos incluidos en esta categoría trabajan pero no necesariamente por un salario, por ello era más idóneo llamarlos Ocupados, como estaba antes del cambio del 2014).
  3. Se promociona una nueva categoría: “Empleo Bruto”. La serie estadística de este indicador se empieza a presentar desde el último trimestre, a pesar de que no existe hasta la fecha un solo documento que explique de donde salió este indicador, bajo qué marco conceptual, con qué intención o bajo la discusión de que entidades[1].

Ud. Puede ver los cambios realizados aquí.

¿Qué consecuencias tienen estos cambios? 1) Dificultan la lectura de la evolución del mercado laboral, primero disolviendo la categoría original de Subempleados para luego convertirla en Inadecuados y para finalmente eliminar la categoría agregada. 2) Se crea una categoría sin referencia técnica, metodológica o académica o en el peor de los casos se usan indistintamente palabras como si significaran lo mismo y se las cambian informalmente, sin anuncios, sin discusión. 3) Obscurece la forma de evaluar la verdadera variable de interés del mercado laboral ecuatoriano: los subempleados. Ese debería ser el centro de atención de política publica. Y finalmente lo más grave: 4) Se cambian categorías, denominaciones de indicadores, bases de datos y reportes sin previo aviso ni discusión, con una informalidad riesgosa. No se sabe si el siguiente trimestre habrá un nuevo cambio, si estos se mantendrán o que motivará uno nuevo. Dificulta analizar el mercado laboral justo cuando más ayuda y nuevas ideas se necesitan: para entender lo que esta pasando y ayudar al país se necesita saber que sucede con su fuerza laboral; dos cambios en menos de dos años y sin justificaciones no colabora con la institucionalidad ni transparencia estadística del Ecuador[2].

 

[1] El INEC ha respondido oficialmente en su portal que este indicador se lo viene usando desde el año 2007 y además cita dos documentos donde dice que se puede encontrar las definiciones y tabulados. Luego de revisar detenidamente la respuesta se evidencia que el INEC esa confundiendo “Empleo Bruto” con “Tasa de OCUPACION Bruta”. Es decir, considera que la palabra “Ocupación” significa lo mismo que “Empleo”. Claramente esto es una consecuencia de no atender a la importancia de respetar etiquetas, denominaciones y sobre todo su concepto teórico. Son dos etiquetas distintas, que significan dos cosas distintas. Cuando el INEC introduce un nuevo indicador asumiendo que significan lo mismo confunde conceptos y por ende confunde al usuario. Apelo a la rigurosidad metodológica y me pregunto: ¿Qué tan sencillo seria cambiar las palabras de indicadores en Institutos donde la normativa se basa en conceptos? ¿Cómo el usuario sabe cuando el Instituto cambió una palabra y no quiso cambiar un concepto? ¿Cómo el usuario sabe cuando un concepto es distinto pero se mantiene la etiqueta o palabra? Para eso sirven las metodologías y para eso se exige que se respeten los detalles de las metodologías con rigor y disciplina: porque son elementos técnicos que se deben manejar con transparencia, no con informalidad. Por mínimo que sea el cambio que se decide realizar debe explicarse con ANTICIPACION y ARGUMENTACIÓN CONCEPTUAL. No son denominaciones o categorías que se las puede cambiar o manipular con informalidad porque son datos oficiales.

[2] El INEC ha respondido oficialmente que los cambios realizados son estéticos y de forma. Quisiera que los autoridades y técnicos del Instituto (que dicho sea de paso son excelentes personas) se pregunten en sus adentros si cambios como los realizados serian permitidos de ejecutar en otros institutos de la región y el mundo sin previo aviso. ¿Qué pasaría si de un día a otro se cambian los nombres de variables, las bases de datos y las presentaciones de las encuestas de empleo de por ejemplo el INSEE de Francia o el Labor Bureau de los EEUU? ¿Qué respondería un técnico —honestamente— si luego de modificar palabras, eliminar otras y cambiar bases de datos de una encuesta fundamental se le consulta si eso significa o no cambio de metodología? La respuesta la dejo para cada uno, con el honesto ánimo de pedir formalidad en el manejo de información sensible como la estadística pública, que nos pertenece a todos.

Ecuador, Colombia y Perú: Mercado Laboral PRIMER Semestre 2016 y Perspectivas

Por Byron Villacis y Daniela Carrillo.


Secciones (Hacer click para saltar a la sección de interés)

Mercado Laboral en los tres países en conjunto

Ecuador: Diagnóstico

Ecuador: Perspectivas 2016

Colombia: Diagnóstico

Colombia: Perspectivas 2016

Perú: Diagnóstico

Perú: Perspectivas 2016

Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

Mercado Laboral en los tres países en conjunto

Para analizar la dinámica laboral de la región es necesario poner en contexto el tamaño de cada mercado. En esta sección presentamos cuatro estadísticas en valores absolutos con el fin de dimensionar el tamaño de cada país en torno a la fuerza de trabajo y la tendencia en los últimos años. Para analizar la evolución de las principales variables en valores relativos (tasas), recomendamos recurrir a las secciones de cada país.

El primer elemento que hay que considerar es el tamaño poblacional que representan Colombia y Perú en comparación con Ecuador. Esta es la serie de datos de población registrada en los censos de población de cada país y las estimaciones disponibles a la fecha del reporte. Colombia tiene tres veces la población de Ecuador y Perú dos veces.

Untitled

Aunque comparten ciertas características demográficas que hacen que los tres países tengan estructuras similares, es necesario tomar en cuenta que la población en edad de trabajar colombiana es la mas grande, no solo en valores absolutos sino en tasas de crecimiento.

2

A pesar de que la Población Económicamente Activa tiene particularidades de definición en cada país, mostramos los datos tendenciales para los tres países donde se ve una dinámica creciente para Colombia con una ligera caída en el ultimo semestre. Perú tuvo un marginal incremento mientras Ecuador no termina de despegar. En conjunto, en los tres países hay 50,2 millones de personas económicamente activas, de las cuales casi el 50% esta en Colombia, 35% en Perú y 15% en Ecuador.

3

En términos de población ocupada, las proporciones se mantienen. Sin embargo, hay un bajón en el último semestre para Colombia y un ligero incremento para Perú. Ecuador no presenta mayores cambios.

4

Finalmente presentamos el peso del sector público en la región y nuestros países analizados. Llama la atención: 1) que los tres están por debajo del promedio latinoamericano, 2) la similitud (en términos relativos) entre Perú y Ecuador y, 3) la reducción en la proporción del peso público para Colombia en los últimos cuatro años.

Porcentaje de Población Urbana Ocupada en el Sector Público

grafico5

Fuente: OIT 2014, Elaboración: Autores

 

Volver a Menú


Ecuador: Diagnóstico 2016

En el mes de junio de 2016, la Población en edad de trabajar (PET) en el Ecuador llegó a 11’557.285 personas y la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 7’831.981 personas. De dicha población, la cifra de los empleados es de 7’415.099 personas y la de los desempleados 416.883.

Evolución de Población Económicamente Activa (PEA) y

Población en edad de trabajar (PET) – Ecuador6

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

La tasa de participación global en el Ecuador se ubica en el 67.8%, la cual supera a la del 2015 en 1,9 puntos. Este es un indicador de que más miembros de los hogares están buscando empleo. Así mismo, Ecuador registra una tasa de desempleo de 5,3% a nivel nacional (urbano y rural), de 6,7% en el área urbana y 2,6% en el área rural. Al comparar el desempleo nacional con Junio de 2015 (4,5%) muestra un incremento de 0,8 puntos porcentuales.

Evolución del desempleo – Ecuador

7

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El desempleo en las cinco principales ciudades en junio de 2016 es de 7,1% en Quito, 5,3% en Guayaquil, 3,3% en Cuenca, 4,6% en Machala y 5,3% en Ambato. En relación a junio del 2015, existió un incremento estadísticamente significativo en la ciudad de Quito.

8

Los desempleados, son en junio de 2016 en su mayoría cesantes (84,3%), es decir son personas que previamente tuvieron un empleo, mientras que la categoría de nuevos se refiere a personas que por primera vez ingresan al mercado laboral, un ejemplo son los profesionales recién graduados.

 Desempleo por situación laboral previa – Ecuador

9

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo es generado principalmente por el sector privado. En junio de 2016 dicha relación fue de 91% para el sector privado y 9% el público. Esta tendencia no ha cambiado en los últimos 9 años en el Ecuador. Los sectores económicos de mayor contribución en el número de personas con empleo son -en orden de importancia: Agricultura, Comercio y Manufactura, 56 de cada 100 empleados se ubican en estas tres ramas de la economía. En relación al mes de junio de 2015, se registra una reducción en la participación del sector construcción.

10

El empleo en el sector informal incrementó su participación en el mes de junio de 2016, 3.7 puntos porcentuales en relación a junio de 2015. [1]

Empleo según sector – Ecuador

11

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

La cobertura de seguro los empleados presenta una caída en junio de 2016, el seguro general disminuye en relación a junio de 2015. La población empleada sin algún tipo de seguro presenta un ligero aumento entre los dos meses.

Empleo según cobertura de seguro – Ecuador12

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo asalariado presenta una disminución en junio de 2016 de 3.5 puntos porcentuales en relación a junio de 2015.

 Empleo según tipo de trabajo – Ecuador

13

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo adecuado se ubica en 41,0%, inferior al de junio de 2015 (45,9%), el subempleo (bajo la nueva categorización) se ubica en 16,3%, superior a la tasa de junio del año anterior en 4,1 puntos porcentuales.

Evolución del empleo – Ecuador

14

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

El subempleo en las 5 ciudades más importantes presenta un incremento en relación a junio de 2015, especialmente en Quito y Guayaquil.

15

Hasta diciembre de 2015, el INEC presentaba en sus reportes la serie del “Empleo Inadecuado” en el Ecuador, en dicho mes, la tasa fue de 48.09%. A partir de Junio se ha eliminado la variable de las presentaciones y ha cambiado de nombre, sin explicación previa por parte del Instituto. Aún se puede realizar comparaciones usando los subcomponentes del antes denominado Empleo Inadecuado y calculando desde la base de datos, pero estamos asumiendo que no hay modificaciones en su cálculo, a pesar de que hay modificaciones en los nombres de los indicadores. Hemos preparado un Anexo donde explicamos las diferencias que encontramos en el reporte. Sugerimos extrema precaución al momento de leer los nuevos reportes porque se desconoce el alcance, motivación y estabilidad de los nuevos formatos y definiciones.

Si asumimos que el cambio es solamente en el nombre de las variables, el Empleo Inadecuado pasó de 49,1% en Junio del 2015 a 53,3% en Junio del 2016; es decir un incremento de más de 4 puntos porcentuales lo que significa más de medio millón de personas de incremento.

A pesar de que los tres países analizados no comparten la misma metodología de cálculo del Subempleo, sirve compararnos para saber que tan distintas son las estructuras laborales bajo su propia definición. El Subempleo en Colombia esta en 39,9%, en Perú esta en 33,1% mientras que, bajo la nueva definición el Subempleo en Ecuador, esta en 16,3%. Sin embargo, el “Empleo Inadecuado” (que ha desaparecido como indicador explícito de las presentaciones y bases de datos) está en 53,3% y si a éste le quitamos el Empleo No Remunerado llega a 43,6%. Consideramos que la población en condiciones de vulnerabilidad laboral están entre 43,6% y 53,3%. No consideramos que el 16% (bajo la nueva metodología) refleja adecuadamente el valor del subempleo en Ecuador.

Última presentación disponible (Diciembre 2015) donde se exponía explícitamente la evolución del Empleo Inadecuado – Ecuador

16

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

Volver a Menú

Ecuador: Perspectivas 2016

El primer semestre de 2016 muestra un incremento de la oferta laboral, combinada con un bajo crecimiento económico y una débil demanda de trabajo. Esto conduce a variaciones en el nivel de empleo y sobre todo a que más miembros por hogar busquen trabajo. Este fenómeno arroja varias hipótesis respecto a este incremento de la PEA:

  1. Empleados que han perdido su trabajo están buscando trabajo de forma temporal, para solventar aunque sea gastos de corto plazo.
  2. Población que había abandonado el mercado de trabajo para estudiar y formarse han vuelto al mercado a buscar empleo.
  3. La gente busca incorporarse al mercado de trabajo porque a otros miembros del hogar se les ha terminado su contrato o su remuneración no es suficiente para solventar las necesidades familiares. Por ejemplo, si se nota inestabilidad de los ingresos del padre de familia, la esposa o uno de los hijos sale a buscar trabajo, ampliando la PEA.
  4. Dadas las malas perspectivas y coyuntura económica, otros miembros del hogar se animan por buscar empleo.

La tasa de ocupación por lo general sigue el comportamiento de la tasa de crecimiento económico, un bajo crecimiento económico puede verse reflejado en un incremento de la ocupación en actividades de escasa productividad y bajos ingresos. Si bien en términos absolutos el número de ocupados (población con empleo), muestra una tendencia creciente, dicho crecimiento se explica por el aumento del subempleo (no solo el subempleo bajo la definición post 2014, sino lo que formalmente se lo conoce ahora como Empleo Inadecuado pero que en esta presentación oficial ha desaparecido).

Un estancamiento económico conducirá, en el escenario más probable, a la reducción del empleo formal. El sector privado buscará mantener su nivel de producción a un menor costo, lo cual implica recortes de masa salarial, recortando personal o prefiriendo la contratación de empleo menos calificado.

El sector público podrá crear empleos temporales, como respuesta a la crisis económica y al estado de emergencia por los desastres naturales ocurridos en la región costa. Sin embargo, no consideramos que las finanzas públicas tienen espacio para esta estrategia.

A futuro resulta imprescindible analizar la composición del segmento de la población con empleo. En junio de 2016, el empleo no remunerado y otro empleo no pleno (bajo la actual categorización), crece en términos absolutos. La participación del empleo no remunerado se ha incrementado en relación al mes de junio del 2015, de mantenerse esta tendencia se evidenciará una incapacidad del sector formal de absorber a personas que no consiguen empleo y que trabajan por cuenta propia sin retribución económica.

En términos de política publica eso arroja tres conclusiones:

  1. La proporción que debe ser prestada atención no solo es el desempleo, sino el subempleo. Y no solo el subempleo como ahora se lo conoce, sino las categorías de Otro Empleo No Adecuado y el Empleo No Remunerado. Los hacedores de política pública deben entender que estas tres agrupaciones en conjunto son empleados en condiciones de vulnerabilidad (declaren o no estar buscando otro empleo) y que su fuente de ingresos es inestable, por ende su presupuesto familiar esta en riesgo. Dentro de esta proporción hay que prestar atención a Quito, Guayaquil y Machala. A diferencia de la crisis de 2009, ahora la reducción de empleos no solo esta afectando las ciudades con relación al comercio internacional, sino las que dependen mas de comercio interno. La estrategia debe ser estructural.
  2. La válvula de escape ante esta coyuntura será el crecimiento del sector informal. Los miembros de los hogares van a estar dispuestos a generar ingresos a como de lugar, y la informalidad es una salida estructural de la economía ecuatoriana.
  3. A diferencia de los precios de bienes y servicios medidos por la inflación, el mercado laboral reacciona mas lento: tanto para recibir impactos de crisis como para reajustarse a nuevos escenarios, se demora más. Estimamos que una recuperación en los niveles de empleo del 2014 los vamos a tener en el segundo semestre del 2017, siempre y cuanto se analice la variable mas sensible del mercado laboral: los subempleados (en sus tres categorías) y los informales (no solo los que tienen RUC o RISE).

 

[1] Vale tomar en cuenta que consideramos que la métrica de Empleo Informal se encuentra subestimada. El INEC cambió su forma de cálculo en el 2015 e incluye en este grupo solamente a las personas que tienen registro con la entidad colectora de impuestos (SRI). Consideramos que el concepto de informalidad es más amplio, más adelante explicaremos una alternativa analítica.

Volver a Menú

Colombia: Diagnóstico 2016

Colombia reportó una tasa de desempleo nacional a Mayo del 2016 del 8,8%. El dato de desempleo a trimestre móvil (Marzo, Abril y Mayo) es de 9,3%. Luego de tener un repunte los últimos nueves meses, bordeando el 10% y 12%, la tendencia ha vuelto a mantenerse en niveles del 9%. La amenaza de un desempleo creciente parece estar alejándose.

17

Los sectores que hay que prestar atención son: 1) la comercial (+0.7%) y 2) el inmobiliario (+0,5). La manufactura vuelve a caer en casi un punto (-0,9%). Estos pesos son incrementos ponderados, tomando en cuenta el peso de la masa laboral en cada sector.

18

El DANE reporta el subempleo en dos categorías: subjetivo y objetivo. En la suma de los dos (Subempleo Total) el último valor, a Mayo 2016, llega al 39,9% de la PEA. El 10,6% corresponde al Subempleo Objetivo y el 29,3% al Subempleo Subjetivo. Como se puede observar en la gráfica, no existen variaciones significativas de corto y mediano plazo para ambas métricas.

19

Volver a Menú

Colombia: Perspectivas 2016

Colombia se encuentra en periodo de recuperación macroeconómica. Desde el 2015 venia arrastrando efectos negativos de al menos tres factores que golpearon su economía: 1) la caída de los precios del petróleo, 2) los impactos del Fenómeno del Niño, que en un principio no se esperaban tan fuertes pero que sí tuvieron efectos intensos y, 3) la devaluación del peso debido a la coyuntura internacional del dólar. Como consecuencia de estos impactos su autoridad monetaria modificó las tasas de interés con el objetivo de controlar el nivel general de precios. Si bien el objetivo era alcanzar niveles del 6% en el 2016 y 4% para el 2017, al parecer la inflación va a ser mas alta pero controlada: alrededor del 7 % u 8%. Estos factores motivaron a que los niveles de desempleo lleguen a bordear ciertos meses el 10%. A partir del último semestre la tendencia ha sido a la baja y se muestran mejoras en las cifras, lo que demuestra una buena y una mala noticia para el mercado laboral colombiano. La buena es que los efectos de los shocks del 2015 están diluyéndose y esta recuperando niveles de empleo. La mala es que Colombia parece tener una estructura fija en su mercado laboral en la que alrededor del 8% de su población activa no logra integrarse a los empleos estables. Ese cinturón que siempre esta presente en la economía colombiana es seguramente fuente de una baja movilidad social y desigualdad, que inclusive en periodos post crisis parece no beneficiarse.

Sin embargo, el panorama macroeconómico de corto y mediano plazo colombiano parece ser positivo. Hay hitos políticos y económicos que favorecen su clima de inversión y podría potenciar su recuperación en niveles superiores a los del periodo previo al 2014. Consideramos que en lo que resta del 2016 hay al menos 4 factores que se convertirán en pivote: 1) el cierre de los acuerdos de paz y sus referendos, que si bien no significan inyección directa de recursos, es sin lugar a duda una de las noticias históricas mas positivas que ha tenido Colombia. De llegar a darse relajaría de forma positiva la expectativa de inversión y potenciaría áreas de crecimiento no antes vistas. Potencialmente ayudará a incluir en programas sociales ciertos municipios que han sido referencia de exclusión. 2) el efecto del paro de camioneros que afectó el nivel de precios parece estar resolviéndose. 3) está por llegar la definición de presupuestos para el 2017. Esta sana costumbre ayudará a identificar cuales son las expectativas de inversión en la industria y manufactura del sector público y privado y, finalmente; 4) Colombia esta a punto de discutir una reforma tributaria que al parecer intentará aumentar la base gravable y extender la duración de determinados impuestos. Las últimas reformas tributarias fueron en el 2014 donde se mantuvo el gravamen del IVA a movimientos financieros hasta el 2018, se creó un impuesto a la riqueza y se creó una sobretasa al impuesto sobre la Renta para la Equidad (CREE).

Volver a Menú

Perú: Diagnóstico 2016

Recordemos que los datos más frecuentes del mercado laboral peruano provienen de una encuesta que cubre Lima Metropolitana, no de la totalidad del territorio nacional. En este ámbito geográfico, la Tasa de Participación es del 68,3% en el último reporte disponible (trimestre Abril-Mayo-Junio 2016). La PEA de Lima Metropolitana llega a 5 millones 100 mil personas. Dentro de la PEA, el 93% esta ocupado (alrededor de 4,7 millones) y 7% esta desempleado (alrededor de 356 mil personas). En el primer gráfico se puede observar como el mercado laboral sufrió inestabilidad desde mediados del 2014 hasta inicios del 2016, sin embargo no ha abandonado su tendencia y, según el ultimo reporte, parece volver a estabilizarse a mediados del 2016.

22

La siguiente gráfica analiza la variación de la población ocupada que superó el 3% a inicios del año pero ahora se encuentra nuevamente en niveles del 2%. En cuanto a la composición de los Ocupados, el Empleo Adecuado se encuentra creciendo en 2,9% (con respecto al mismo trimestre del año anterior) y el Subempleo también se encuentra subiendo en 1,5%. Dentro del Subempleo, se puede analizar el Subempleo por horas y por ingreso. En el primer caso el subempleo disminuyó en 5,5% mientras que el Subempleo por Ingreso subió en 4,7%. Las tasas de subempleo en Lima Metropolitana llegan a 33%: 9,5% del Subempleo por horas y 23% del Subempleo por ingresos.

23

Volver a Menú

Perú: Perspectivas 2016

Perú es el país con la mejor perspectiva macroeconómica al comparar los tres países: tendrá el segundo crecimiento más alto de la región (~3,7% para el 2016 y ~4% para el 2017), superado solamente por Bolivia (~3,8%). El gran hito político que sin lugar a duda afectará su economía es el cambio de gobierno este 28 de Julio. El nuevo ministro será Alfredo Thorne (mexicano, Phd-Oxford) que ha declarado que tiene tres metas: 1) reforzar condiciones para promover la inversión privada (que viene cayendo varios trimestres en el Perú), 2) retomar el crecimiento superior al 5% del PIB (hay que tomar en cuenta que Perú se acostumbró a crecer alrededor del 6% y ahora le pesa crecer a niveles del 4%) y, 3) ayudar a la formalización de la economía. Un punto interesante es que es la única autoridad económica de los tres países que ha declarado tener interés en reducir la informalidad en el mercado laboral. El nuevo ministro además ha reclamado que mantendrá la disciplina fiscal para alcanzar el déficit de 1% en el año 2021.

Puertas adentro, los analistas consideran que Perú es vulnerable debido a que la actividad económica esta impulsada por pocos sectores pero no por incentivos diversificados ni por una demanda estructural. De hecho, los grandes impulsores del primer trimestre fueron: 1) la pesca, que tuvo un enorme crecimiento en Diciembre 2015 debido a factores climáticos y, 2) la minería debido al funcionamiento de los —largamente planificados— proyectos de cobre Toromocho (Junín) y Constancia (Cusco). En Perú, el sector fundamental es el consumo privado (~60% de PIB), por lo que el fin del 2016 se definirá en base a las expectativas que Kuczynski y su equipo definan respecto al consumo de hogares.

El rubro que preocupa es la caída de inversiones privadas (-2% en 2014, -4% en 2015 y aproximadamente -5% en 2016) que representan el 22% de PIB. En este panorama se vuelve sensible en el segundo semestre: 1) lo que hará el nuevo gobierno respecto a anuncios de nueva infraestructura, 2) la real influencia de los proyectos Las Bambas (Apurímac) y la ampliación de Cerro Verde (Arequipa). En general el panorama macroeconómico peruano es el mas positivo de los tres países analizados, aunque la aceleración o no de su crecimiento dependerá de la transición política y su apego a la disciplina fiscal, como lo declaró su actual ministro Alonso Segura (Phd-U. Pennsylvania).

Volver a Menú
—-

Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

En Ecuador, la información del mercado laboral es generada mediante la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU). Trimestralmente se encuestan 16.044 viviendas en las zonas urbanas y rurales. Semestralmente la encuesta extiende su muestra a 31.092 viviendas en las zonas urbanas y rurales. La información que se analizará para Ecuador en este texto corresponde a la encuesta del mes de Junio de 2016. Esta encuesta en particular permite realizar conclusiones a nivel nacional y regional, en zonas urbanas y rurales y para las cinco ciudades más grandes del país: Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato. Enfatizamos que a diferencia de Colombia y Perú, la encuesta de Ecuador recoge la dinámica del empleo del tercer mes del trimestre y no del trimestre agregado.

Los resultados de la encuesta incorporan redefiniciones conceptuales en los indicadores realizadas en diciembre del 2014 y además modificaciones a categorías realizadas en el segundo trimestre del 2016. En análisis anteriores a este cambio, nos hemos referido a la ocupación plena, el subempleo y los ocupados no clasificados como las tres categorías que forman parte del universo de los “ocupados”. Desde diciembre de 2014, esta categoría se denomina “empleo” y es desagregada en: a) empleo adecuado; b) empleo inadecuado y c) no clasificado. El subempleo es actualmente una subcategoría del empleo “inadecuado” y corresponde a la sumatoria del subempleo por insuficiencia de tiempo de trabajo y por insuficiencia de ingresos. A partir del segundo trimestre del 2016 se elimina la categoría “Empleo Inadecuado”, se modifican los nombres de otras categorías y se publica un nuevo indicador: “Empleo Bruto”.

La información del mercado laboral en Colombia proviene de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), la cual se recolecta en 13 ciudades y sus áreas metropolitanas, 11 ciudades intermedias, 8 capitales de nuevos departamentos; cabeceras y centros poblados y rural disperso en más de 443 municipios del país. Es una encuesta por muestreo probabilístico, estratificado, de conglomerados y multietápica. La muestra mensual es de 20.669 hogares, 18.790 viviendas y 1.879 segmentos. El periodo de referencia es la semana inmediatamente anterior a la que se realiza la encuesta. Los reportes de este país permiten tener una evaluación del mes y del trimestre móvil.

La información del mercado laboral en Perú se mide trimestralmente (trimestre móvil), utilizando como fuente de información, la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO). Dicha encuesta se desarrolla en aproximadamente 5.000 viviendas del área urbana de los 24 departamentos y la Provincia Constitucional del Callao. Al igual que Colombia, esta periodicidad permite evaluar el comportamiento estacional del desempleo. La cobertura comprende el total del área urbana del país. El análisis no incluye el desempleo rural y los reportes mayoritariamente se centran en la zona del “Gran Lima”.
Volver a Menú

Análisis elaborado por Byron Villacis y Daniela Carrillo, Julio 2016.

 

 

Situación del Mercado Laboral SEGUNDO Semestre 2014 y Perspectivas 2015: Ecuador, Colombia y Perú

Por: Byron Villacis y Daniela Carrillo

——————————-

Contenido:

1. Mercado Laboral en los tres países.

1.1 Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

1.2 El tamaño de los tres mercados en contexto

2. Ecuador

2.1 Ecuador: Diagnóstico al cierre del 2014

2.1 Ecuador: Perspectivas para el 2015

3. Colombia

3.1 Colombia: Diagnóstico al cierre del 2014

3.2 Colombia: Perspectivas para el 2015

4. Perú

4.1 Perú: Diagnóstico al cierre del 2014

4.2 Perú: Perspectivas para el 2015

5. Perspectivas Regionales

—————————-

1. Mercado Laboral en los tres países 

1.1 Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

En Ecuador, la información del mercado laboral es generada mediante la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU). Trimestralmente se encuestan 10.064 viviendas en las zonas urbanas y rurales. Semestralmente la encuesta extiende su muestra a 31.092 viviendas en las zonas urbanas y rurales. La información que se analizará para Ecuador en este texto corresponde a la encuesta semestral, cuya información fue levantada durante el mes de diciembre de 2014. Esta encuesta en particular permite realizar conclusiones a nivel nacional, regional, provincial, en zonas urbanas y rurales y para las cinco ciudades más grandes del país: Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato. Enfatizamos que a diferencia de Colombia y Peru estas encuestas recogen la dinámica del empleo en el mes, no en el trimestre o semestre.

Es importante mencionar que los resultados de la encuesta de diciembre de 2014, incorporan redefiniciones conceptuales en los indicadores. Antes de estas redefiniciones nos hemos referido a la ocupación plena, el subempleo y los ocupados no clasificados como las tres categorías que forman parte del universo de los “ocupados”; actualmente esta categoría se denomina “empleo” y es desagregada en: a) empleo adecuado; b) empleo inadecuado y c) no clasificado. En la nueva estructura, el subempleo es una subcategoría del empleo “inadecuado”, el cual se lo define como: “Personas con empleo que no satisfacen las condiciones mínimas de horas o ingresos y, que durante la semana de referencia, perciben ingresos laborales menores al salario mínimo y/o trabajan menos de 40 horas a la semana, y pueden o no, desear y estar disponibles para trabajar horas adicionales. Constituyen la sumatoria de las personas en condición de subempleo, otro empleo inadecuado y otro empleo inadecuado y no remunerado” (INEC, 2014).

La información del mercado laboral en Colombia proviene de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), la cual tiene una cobertura a nivel nacional, urbano-rural, cinco grandes regiones (Región Atlántica, Región Oriental, Región Central, Región Pacífica y Región Bogotá), y 23 departamentos: las 13 grandes ciudades con sus áreas metropolitanas y 11 ciudades intermedias. Es una encuesta por muestreo probabilístico, multietápico, estratificado, de conglomerados desiguales y autoponderado. El tamaño de la muestra mensual es de 62 000 hogares (30 000 hogares en 13 áreas, 14 400 en Zona Rural y 17 600 en 11 ciudades). El periodo de referencia es la semana inmediatamente anterior a la que se realiza la encuesta. Los reportes de este pais permiten tener una evaluación del mes y del trimestre móvil.

La información del mercado laboral en Perú se mide trimestralmente (trimestre móvil), utilizando como fuente de información, la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO). Al igual que Colombia, esta periodicidad permite evaluar el comportamiento estacional del desempleo. La cobertura comprende el total del área urbana del país. Es decir, abarca el área urbana de los 24 Departamentos y la Provincia Constitucional del Callao. La encuesta es aplicada en aproximadamente 5.000 viviendas. El análisis no incluye el desempleo rural y los reportes mayoritariamente se centran en la zona del “Gran Lima”.

1.2  El tamaño de los tres mercados en contexto

Para analizar la dinámica laboral de la región es necesario poner en contexto el tamaño de cada mercado. En esta sección presentamos cuatro estadísticas en valores absolutos con el fin de ayudar a dimensionar el tamaño real de cada país en torno a la fuerza de trabajo y la tendencia en los últimos años. Para analizar la evolución de las principales variables en tasas, recomendamos recurrir a los análisis específicos de cada país a partir de la sección numero dos.

El primer elemento que hay que considerar es el tamaño poblacional total que representan Colombia y Perú en comparación con Ecuador. Esta es la serie de datos de población registrada en cada censos de población de cada país mas la estimación al 2015. Colombia tiene tres veces la población de Ecuador y Perú dos.

Gráfico  1 Población Histórica en Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

g1

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

Aunque comparten ciertas características demográficas que hacen que los tres países tengan estructuras poblacionales similares, es interesante ver la población en edad de trabajar para Colombia, no solo en valores absolutos sino en tasas de crecimiento de los últimos 10 años.

Gráfico  2 Población en edad de trabajar (PET) de Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico2

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

A pesar de que la Población Económicamente Activa tiene particularidades de definición en cada país, aquí mostramos los datos tendenciales para los tres países donde se ve una dinámica mas creciente para Colombia y una ligera estabilidad para Perú y Ecuador. En términos concretos estamos hablando de que en los tres países hay 48,3 millones de personas económicamente activas, de las cuales casi el 50% (24,2 millones) esta en Colombia, 35% en Perú y 15% en Ecuador.

Gráfico  3 Población económicamente active (PEA) de Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico3

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

En términos de población ocupada, las proporciones se mantienen con 22,3 millones de ocupados en Colombia, 16,2 en Perú y 6,9 millones en Ecuador. Nótese nuevamente el repunte para el caso colombiano a partir del 2009.

Gráfico  4 Población ocupada en Perú, Colombia y Ecuador

(click para agrandar)

grafico4

Fuente: Institutos de estadística de cada país (INEI, DANE, INEC)

Elaboración: Los Autores

Finalmente (y por pedido de uno de nuestros lectores del ultimo reporte), incluimos ahora la información disponible sobre el peso del sector público en la región y nuestros países analizados. Llama la atención que los tres están por debajo del promedio latinoamericano, la similitud entre Perú y Ecuador y el considerable bajón en la proporción del peso publico para Colombia en los últimos cuatro años.

Gráfico  5 Porcentaje de la población urbana ocupada en el sector público

(click para agrandar)

grafico5

Fuente: OIT 2014

Elaboración: Autores

En la siguiente sección presentamos datos para cada país, y un diagnostico de las perspectivas para el 2015.


2. Ecuador

2.1 Ecuador: Diagnóstico al 2014

En el mes de diciembre de 2014, la Población en edad de trabajar (PET) en el Ecuador fue de 11’159.255 personas y la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 7’194.521 personas. De dicha población, la cifra de los empleados es de 6’921.107 personas y la de los desempleados 273.414.

Las cifras antes mencionadas permiten obtener los indicadores del mercado laboral. En diciembre de 2014 se registra una tasa de desempleo de 3,80% a nivel nacional (urbano y rural), de 4,54% en el área urbana y 2,25% en el área rural. Al comparar el desempleo nacional con el dato registrado en diciembre de 2013 (4,15%) muestra una reducción de 0.35 puntos porcentuales. La comparación histórica de los datos, hace evidente una tendencia a la baja del indicador, mismo que en diciembre de 2008 fue de 5,95%.

El desempleo en las cinco principales ciudades a diciembre 2014 es de  3,22% en Quito, 4,01% en Guayaquil, 2,30% en Cuenca, 2,48% en Machala y 3,68% en Ambato.


Gráfico  6 Evolución de indicadores laborales – Ecuador

(click para agrandar)

grafico6

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

La tasa de participación en el Ecuador se ubica en el 69.10%, la cual mantiene sus niveles históricos (diciembre 2013: 64%, diciembre 2012: 62%). Por su parte, el empleo adecuado se ubica en 48,28%,  similar al registrado en diciembre de 2013 (47,87%) y superior a la tasa de diciembre de 2012 (46,53%).

El empleo es generado principalmente por el sector privado en aproximadamente un 80%. En diciembre de 2014 dicha relación fue de 82,39% para el sector privado  y 17,61% el público.

Los sectores económicos de mayor contribución en el número de personas con empleo son -en orden de importancia- Agricultura, Comercio y Manufactura. Estas tres ramas de la economía concentran el 54,68% de los empleados.

Gráfico  7 Composición de los empleados por  rama de actividad – Ecuador

(click para agrandar)

grafico7

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

El empleo inadecuado por su parte se ubica en diciembre 2014 en 46,69%, en comparación al mismo mes de los años 2012 y 2013 (47,16% y 47,77% respectivamente) no presenta variaciones significativas. El subempleo (bajo la nueva categorización) como subsegmento se ubica en 12,87%.

Gráfico  8 Evolución del empleo inadecuado – Ecuador

(click para agrandar)

grafico8

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)


2.2 Ecuador: Perspectivas 2015

La caída del precio del petróleo (~23% del presupuesto y ~54% de las exportaciones) y la apreciación del dólar se convierten en las principales dificultades que el Ecuador tiene que afrontar durante el 2015.

Esta coyuntura conlleva por un lado a un incremento en el endeudamiento público y por otro a una reducción de inversión. Ya se anunció el 5 de enero un recorte de 1.420 millones de dólares en el Presupuesto General del 2015, de los cuales 839,9 millones son gastos de inversión y 580 millones son de gasto corriente. Sin embargo, se espera que la recaudación tributaria mantenga una tendencia similar a la presentada en los últimos años, permitiendo solventar parte del déficit presupuestario.

De acuerdo a las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Ecuador tendrá un crecimiento del PIB en el 2015 cercano al 4%, cifra que es superior al promedio latinoamericano  de 2,2%. Se prevé una inflación de 3,9% y niveles de desempleo inferiores al 5%.

El cambio de la matriz productiva en el Ecuador es uno de los objetivos en los que el Gobierno ha hecho hincapié durante el 2014.  Sin embargo, no avizoramos cambios estructurales o importantes en este 2015.

La pequeña y mediana empresa por su parte, se muestra positiva en relación a sus perspectivas sobre el 2015. De acuerdo a opiniones de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa, en el 2014 se evidenció la formalización de un importante número de pequeñas y medianas empresas, lo cual generó fuentes de trabajo permanente y ocasional. Este efecto se dio especialmente en el sector alimenticio, cuero y calzado, metalmecánico y de la construcción.

El sector inmobiliario sentira una desaceleración, empezando por menores colocaciones desde el sector público. En términos de empleo esto implica una desaceleración en vivienda y construcción a partir del tercer y cuarto trimestre. El primero en quitar el pie del acelerador será el BIESS.

Por otro lado las medidas comerciales adoptadas por Ecuador como el arancel cambiario a Colombia (21%)  y Perú (7%) para las importaciones, las reformas tributarias y la reducción del cupo de importaciones de vehículos son algunas de las preocupaciones del sector empresarial ecuatoriano, así como la posible modificación de los aranceles de otras subpartidas. Todo hace pensar que las decisiones se centraran en proteger el año antes que arriesgarse a inversiones o riesgos mayores.

El acuerdo de libre comercio entre Ecuador y la Unión Europea (UE) que muy probablemente entraría en vigencia en el 2016, tendrá impactos importantes en las exportaciones ecuatorianas. El sector de la agroindustria, la producción de banano, camarones y flores serán los más sensibles. El impacto del acuerdo en estos sectores incidirá en la dinámica del empleo y subempleo en el sector rural.

La aplicación de las reformas planteadas en el Código Laboral, influirán en la calidad y estabilidad laboral. En noviembre de 2014 el ejecutivo entregó a la Asamblea Nacional el Proyecto de Ley Reformatorio al Código Laboral, mismo que se enfoca en los siguientes puntos: Profundización del derecho de estabilidad, Búsqueda de la equidad, Modernización del sistema laboral, Democratización de la representación laboral y la Universalización de la Seguridad Social.

La aprobación del Código Monetario otorga al Banco Central del Ecuador la posibilidad de convertirse en una alternativa de fondeo a largo plazo, dirigido especialmente al sector productivo. Si se cumple con el objetivo de orientar los préstamos en favor de dicho sector, será observar sus efectos en los niveles de empleo. Sin embargo, no vemos un impacto concreto a favor o en contra en los próximos seis meses.

En términos políticos, Ecuador esta puesto sus dos ojos afuera. Dependiente de la volatilidad del precio del petróleo y del valor del dólar, tendrá que reacomodar sus fichas de inversión interna. Por la lógica y estructura del gobierno, sea cual fuere el escenario propenderá a proteger proyectos que generen empleo directo por lo que no vemos fuertes motivos para mayores sobresaltos en el mercado laboral en el primer semestre. Lo último que hará el gobierno es frenar el gasto, buscará mantenerlo a como de lugar. En el segundo semestre evaluaremos nuevamente de acuerdo a tres factores: precio del petróleo, valor del dólar y efectivización de nuevos créditos.


3. Colombia

Colombia aun no ha entregado los datos correspondientes a Diciembre del 2014, sin embargo presentamos aquí la información correspondiente al reporte de mercado laboral del trimestre Sep-Oct y Nov.

3.1 Colombia: Diagnóstico al 2014

Colombia reportó una tasa de desempleo a noviembre del 2014 del 7,7% a nivel nacional. El dato de desempleo a trimestre móvil (Sep, Oct y Nov) es de 8,0%. Tanto a nivel mensual como de trimestre móvil estas cifras significan una reducción del desempleo comparativamente con el 2013.  La tendencia confirma una reducción lenta pero sostenida de la tasa de desempleo, aunque todavía con un crecimiento muy ligero en sus tasas de participación y ocupación.

Gráfico  9 Tasa global de participación, ocupación y desempleo – Colombia

(click para agrandar)

grafico9

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

En el caso de la tasa de participación, esta continúa en niveles del 65%, sin presentar mayores incrementos desde el 2011. Este fenómeno es compartido por Ecuador.

Gráfico  10 Tasa global de participación – Colombia

(click para agrandar)

grafico10

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Por otra parte, la tasa de ocupación está creciendo sostenidamente desde el año 2008, llegando ya a niveles del 60%.  La mayoría de estimaciones proyectan que este crecimiento continúe en el 2015.

Gráfico  11 Tasa de ocupación – Colombia

(click para agrandar)

grafico11

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Los sectores que están generando más empleo son (i) Comercio, Restaurantes y Hoteles con 27,2%; (ii) Servicios Comunales, Sociales y Personales con 19,6% y (iii) Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca con 16,3%.

Gráfico  12 Participación de sectores de la economía en el empleo – Colombia

(click para agrandar)

grafico12

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Los sectores que tuvieron mayor variación fueron: Construcción con un incremento del 10%, Actividades Inmobiliarias con un 9,8% y Manufactura con un 7%.

Gráfico  13 Variación porcentual de la población ocupada según rama de actividad – Colombia

(click para agrandar)

graafico13

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

Sin embargo al analizar las contribuciones (ajustadas por peso) se identifica que es la Industria (+0,8), el Comercio (+0,8) y las Actividades Inmobiliarias (+0,7) las que aportaron más al crecimiento.

Gráfico  14 Contribución ajustada por peso de los sectores económicos en el empleo

(click para agrandar)

grafico13

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

El DANE también reporta el subempleo con categorías de subjetivo y objetivo. En la suma de los dos (Subempleo Total) el ultimo valor a noviembre alcanza el 41% de la PEA. El 10,3% corresponde a Subempleo Objetivo y el 30,7% a Subempleo Subjetivo. Como se puede observar en la grafica no existen variaciones de corto y mediano plazo para ambas métricas. Al parecer la estructura se mantendrá en el corto plazo.

Gráfico  15 Tasa de subempleo subjetivo y objetivo – Colombia

(click para agrandar)

grafico14

Fuente y Elaboración: Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)

 3.2 Colombia: Perspectivas 2015

Al igual que Ecuador y a diferencia de Perú, Colombia es perjudicado por la reducción de precios del petróleo. No es un país que tiene muchas reservas y con precios bajos se reducirán los incentivos para proyectos de exploración. Varios analistas identifican que será un año estable aunque no tan beneficioso como el 2014. La mayoría de estimaciones ubican al crecimiento del PIB en el 4%, y al desempleo en el 8,5%. La mayoría de crecimiento vendrá por el crecimiento del consumo de los hogares.

Hay algunos proyectos que dinamizaran la económica, entre los que están los relacionados a infraestructura 4G (Cuarta Generación de Concesiones Viales). Sin embargo, hay incertidumbre por saber en que culminará el proyecto de reforma tributaria. Hay que recordar que el peso de la opinión empresarial en Colombia es mayor que en Perú y Ecuador.

Una parte de la producción petrolera dependerá de la agilidad y transparencia en gestión de permisos ambientales que para algunos sectores son polémicos.  Se identifican también menores niveles de resistencia por parte de grupos sociales.

En lo referente al Carbón se viene un año muy optimista. Sin embargo, el sector que mayor solidez y consistencia presenta en las estimaciones de crecimiento es el inmobiliario, que en algunos casos se lo llegan a estimar en valores superiores al 7%.

Paralelo a estos diagnósticos, el proceso de la firma de la paz puede significar un catalizador que relaje tensiones y dispare la economía. A pesar de que consideramos demasiado optimistas algunas estimaciones sobre su impacto positivo, no cabe duda que traerá beneficios en todos los plazos y este es el año definitorio para identificar cuan maduro esta el proceso. En términos generales, Colombia tiene este año un ojo puesto al sector externo, con cierta precaución y calma y un ojo puesto adentro del país esperando la firma al proceso de paz.

4. Perú

Perú aun no ha entregado los datos correspondientes a Diciembre del 2014, sin embargo presentamos aquí la información correspondiente al reporte de mercado laboral del trimestre Sep-Oct y Nov.

4.1 Perú: Diagnóstico al 2014

Tradicionalmente el INEI de Perú reporta sus indicadores de mercado laboral en la denominada Lima Metropolitana que contiene el 31% de la población del país. De acuerdo al ultimo reporte de mercado laboral, la tasa de desempleo se ubicaba en 5,4% para el trimestre Septiembre-Octubre y Noviembre; el mismo trimestre del año anterior reportaba un porcentaje del 5,8.


Gráfico  16 Evolución de la tasa de desempleo – Perú

(click para agrandar)

grafico16

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Para el trimestre en mención el INEI reportó una Población en Edad de Trabajar de 7,3 millones de personas en Lima Metropolitana, de las cuales 5 millones integran la PEA y el resto la PEI. De la PEA, se reportaron 4,7 millones de ocupados y alrededor de 0,3 millones de desocupados. A diferencia de Ecuador y Colombia, Perú tiene un crecimiento medianamente sostenido de su Población Ocupada y de su Población Activa al mismo tiempo.

Gráfico  17 Evolución de la población ocupada – Perú

(click para agrandar)

grafico17

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Según ramas de actividad, la mayoría de ocupados se encuentra en Servicios con el 55,2% (2,5 millones), seguido de Comercio con el 20,6%  (0,9 millones), Manufactura con el 15,7% (0,7 millones) y Construcción con el 7,3% (0,3 millones). En este trimestre los sectores de mayor crecimiento fueron Servicios (2,1%), Comercio (1,9%) y Construcción (1,8%). La Manufactura decreció en casi 25 mil personas (3,3%).

El INEI es el único de los tres institutos que publica información desagregada por tamaño de la empresa, fundamental para entender evoluciones de informalidad y corporativizacion del mercado. En el ultimo reporte 2,8 millones de ocupados están en empresas de 1 a 10 trabajadores, 0,5 millones en empresas de 11 a 50 trabajadores y 1,5 millones en empresas de 51 y mas trabajadores. El empleo de este reporte se incrementó en 4,4% en empresas grandes, 1,1% en las mas pequeñas, mientras que disminuyó en las medianas en 7,1%.

Para el INEI de Perú, el Subempleo es una subcategoría de la PEA y se encuentra en 31,6%, reduciéndose en 3,2 puntos porcentuales en comparación con el mismo trimestre del año anterior. El Instituto desagrega el Subempleo en Subempleo por Horas que se encuentra en 9% (-2% respecto al año pasado) y el Subempleo por Ingresos que se encuentra en 22,6% (-1,2% respecto al año pasado).

Adicional a la Encuesta de Hogares, Perú publica estadísticas regulares del mercado laboral provenientes del Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo. El Índice de Empleo Urbano para el último reporte disponible (Octubre) reporta un incremento sostenido en el 2014 del 1,48%, coherente con la evolución de la Encuesta de Hogares.


Gráfico  18 Índice de empleo Urbano en empresas de 10 y más trabajadores – Perú

(click para agrandar)

grafico18

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

El mismo indicador es replicado exclusivamente para las empresas de 10 y más trabajadores de Lima Metropolitana, reportando un incremento del 1,47%.

Gráfico  19 Índice de empleo Urbano en empresas de 10 y más trabajadores – Lima Metropolitana

(click para agrandar)

grafico19

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

4.2 Perú: Perspectivas 2015

Perú cierra un año positivo, a pesar de que tuvo que reducir su meta de crecimiento del PIB del 5% para finalizar en cerca del 3%. Ingresa a un año y medio de periodo electoral, donde algunos analistas anticipan “paquetes” de medidas que permitan parchar problemas coyunturales de la economía. Al igual que el resto de los países de la región, Perú está recibiendo menos divisas por la caída de los precios de los commodities, aunque se está beneficiando de la reducción del precio del petróleo. Sin embargo, esta caída aun no esta reflejada en el mercado interno.

A Perú le conviene una reactivación de EEUU. Esto puede generar incentivos externos para fomentar su producción de algunos sectores que el 2014 no crecieron como debían. En este sentido resalta el Oro, que en el 2014 tuvo un año muy malo (cayó cerca del 30%). De la misma manera, hay esperanzas para que se reactiven proyectos mineros que perdieron ritmo en el 2014, mientras que la explotación petrolera es una de las que más arrastra incertidumbre. Con un precio del petróleo menor, dudamos que los incentivos sean superiores en el mediano plazo.

El año 2014 también se lo recordara como el año donde no se efectivizaron política y económicamente las famosas “regionalizaciones”, mostrando problemas de corrupción y de baja ejecución presupuestaria. La mala capacidad de gasto y problemas institucionales son una señal fuerte de que el modelo aún es débil y que la concentración geográfica no será fácil de cambiar en plazos medianos.

A mediados del 2014 año se percibió mucha incertidumbre por el abrupto cambio de Ministro de Economía, que era considerado fundamental para el Presidente. En realidad, el cambio no generó mayores sobresaltos y al parecer los agentes reaccionaron con estabilidad.

Varios sectores empresariales ven prometedor el sector de Energía y Transporte, aunque no parecen ver señales concretas desde el gobierno de incentivos. Por otro lado el Cobre sigue su crecimiento sostenido, con estimaciones de que en 5 años superará a la producción chilena.

Se discute una nueva escala impositiva con anuncios de incentivos para las empresas. De su lado la derecha se queja cada vez mas de los gastos sociales y en especial de una supuesta mala focalización de programas. Si la presión es aún más fuerte, podría haber menores gastos en el área social.

Se estima que el crecimiento para el año este entre 3% y 4% aunque esto dependerá de los proyectos mencionados así como proyectos mineros que podrían entrar en ejecución. Hay expectativas optimistas de crecimiento del 6% para el 2016.

En términos estructurales Perú esta trabajando para su ingreso a la OECD, tentativamente para el quinquenio 2016-2021. Esto dependerá que la gestión de su gobierno y la continuidad que exista con los resultados de las elecciones.

De los proyectos legislativos que llaman la atención están las reformas laborales con enfoque para los jóvenes, y racionalización en el sistema de pago de tributos, con un indirecto pero calculado efecto de liquidez para el sector privado.

En general viene un año estable, aunque con los ojos puestos hacia dentro. En lo externo parece ser favorable para el Perú siempre y cuando exista claridad puertas adentro.

5. Perspectivas para la Región

La pregunta que Latinoamérica debe hacerse es si la caída de los commodities es coyuntural o estructural. Recogiendo el análisis de varias fuentes todo parece indicar que la caída será temporal pero habrá un cambio estructural en el nivel de precios: en el caso del petróleo lo mas probable es que luego de la recuperación, se estabilicen en niveles de 60 dólares por barril.

¿Por qué se recuperan los precios?

El Banco Mundial (BM) ha actualizado sus proyecciones de crecimiento para los próximos tres años y evidencian que las economías que se enfriaron tenderán a reactivarse a partir del 2016. Según el BM China crecerá en el 2015, 2016 y 2017 en valores de +7,1%; +7,0%; y +6,9%. Brasil crecerá en esos mismos años +1%; +2,5%; y 2,7%. Rusia en -2,9%; +0,1%; y +1,1%. India en +6,4%; +7,0%; y +7,0%. Indonesia en +5,2%; +5,5%; y +5,5%. Una mayor demanda por parte de la mayoría de bloques del mundo provocará esa recuperación. La incertidumbre es cuando y a que nivel, las estimaciones que hemos investigado concuerdan en que esa recuperación se dará a partir del cuarto trimestre del 2015 y a niveles cerca de 60 dólares por barril.

Así mismo el BM a actualizado las estimaciones y pronósticos de crecimiento para Latinoamérica. Estos son los valores:


Gráfico  20 Comparativo regional del PIB a precios de mercado – Pronóstico

(click para agrandar)

grafico20

Fuente y Elaboración: Banco Mundial

 ¿Qué impacto tendrá esto en el empleo?

En caso de que la región reciba un impacto en empleo, éste se lo sentirá en el segundo y tercer trimestre del 2015 pero se recuperará a partir del cuarto trimestre. No avizoramos cambios importantes o bruscos. Ecuador protegerá su tipología de inversión para evitar caídas en empleos formales, Colombia tiene a su mano políticas monetarias y proyectos en recuperación y Perú tienen menor preocupación externa.

¿Que pasa con el subempleo e informalidad?

Como lo hemos dicho en ediciones anteriores de este reporte, el subempleo e informalidad (por separado) representan el verdadero problema del mercado laboral de la región. Desafortunadamente no vemos cambios importantes en las tendencias de largo plazo y apenas dos o tres políticas tibias intentan atacar el problema de forma frontal. Colombia a través de su presidente en el ultimo foro con la CEPAL y la OECD hizo énfasis en la profesionalización con la intención de mejorar “capacidades profesionales” de una parte de la fuerza laboral para “que se inserte mejor a las demandas de las empresas”. Sin embargo los planes aun no tienen impacto en los indicadores. Ecuador se ha concentrado en bajar el desempleo y generar inversión publica. Hay reducciones en subempleo pero no se identifican acciones concretas para proteger a los subempleados de condiciones de vulnerabilidad. Aun consideramos que los subempleados en particular de Guayaquil y Machala son los que pueden llevar las de perder ante shocks externos y en esas plazas no hay programas específicos para este problema. El Perú hay algunas reformas en camino respecto al empleo juvenil sin embargo nada en concreto y vagos impactos en los indicadores. Este es el verdadero reto de la región y no hay señales claras ni optimistas para esta variable en especifico.

Finalmente hay una particularidad geopolítica que influye en nuestros tres países de análisis: la dinámica de Unasur versus la Alianza del Pacifico. La pregunta para el 2015 es cual de las dos va a tener una concreción en lógicas comerciales conjuntas que podrían influir en empleo. Por el momento quien más rápido se esta moviendo es al parecer la Alianza, que con pocos meses de creación ya integra sus bolsas de valores. Unasur con un fuerte soporte político y de infraestructura a finales del 2014 aun no da señales en este sentido.

Actualizaremos este reporte cuando Colombia y Perú entreguen sus cifras a Diciembre del 2014. Versiones mas detalladas y particularizadas por sector están disponibles para clientes en particular.

FUENTES:

PERU / boletin-empleo-set-oct-nov-2014 disponible en: inei.gov.pe

COLOMBIA/Boletín Técnico Principales Indicadores de Mercado Labora Nov 2014 disponible en: dane.gov.co

ECUADOR / Presentación de los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo a diciembre de 2014. Disponible en: inec.gob.ec

OTROS / OIT, Panorama Laboral 2014 América Latina y el Caribe, Primera Edición.

Banco Mundial, Perspectivas Económicas Globales.

Respuesta del Columnista

El INEC gentilmente respondió a mi editorial sobre la crítica a la nueva metodología de empleo. Aquí mi respuesta a la contestación.

Agradezco la atención a mi respuesta y comento en el mismo orden:

1.- He criticado que el INEC ha etiquetado a una categoría laboral con una palabra cuya connotación es subjetiva y con juicio de valor. La palabra “adecuado” se presta a malas interpretaciones; justo lo que tiene que evitar una oficina pública que norma estadísticas. El INEC ha respondido que su definición no incluye características como estabilidad laboral, seguridad social, ambiente de trabajo; que su categorización no tiene por intención clasificar a los que tienen seguridad social y otros. De acuerdo, pero eso no es lo que critico; en política pública no cuentan las intenciones sino la recepción de los mensajes. Mi punto es que dentro del entendimiento de esa palabra se presta a comprender a un empleo como bueno o como malo, apropiado o inapropiado (ver definición de “adecuado”) permitiendo a su vez que dentro de ese conjunto entren individuos que puedan tener otras características que pueden ser ilegales, antiéticas e injustas. Esa es la contradicción que critico. Ahora bien, podrían argumentar que la nueva categoría es igual de subjetiva que la anterior. Veamos. La anterior definición era “ocupados plenos”, ¿qué significa?: el que esta haciendo algo de forma completa, llena, el que tiene un oficio completo. La nueva definición: “empleados adecuados”, ¿qué significa?: una persona que está desempeñando un empleo, una labor, por una paga, salario pero de forma apropiada. Que cada uno interprete cuál definición es más subjetiva. Sin embargo, lo fundamental es que en la anterior metodología el individuo se definía independientemente de su relación laboral capital-trabajador. Ahora todo el que está ocupado es empleado, y no solo eso, es adecuado o inadecuado; ojo con la interpretación política y técnica de este detalle.

2.- La OIT no ha normado esta categoría en ninguna Conferencia, implícitamente lo están aceptando.

3.- Mi tercera crítica fue que el nuevo método complica y no simplifica. Cada cinco años hay nuevas conferencias de la OIT, es decir en cinco años habrá un nuevo cambio. La habilidad de la función pública no está en acoger cambios sino en hacerlo sin complicar lo anterior. Siempre van a existir nuevas metodologías, es tradicional de una oficina pública actualizarse, lo retador es hacerlo sin que en el largo plazo las interpretaciones sean enmarañadas. Al final del día mi intención es criticar con argumentos y poner sobre la mesa lo esencial de la neutralidad en el lenguaje de una oficina estadística. Ser burócrata es terriblemente difícil, y dentro de esa dificultad uno debe recordar que la función y las acciones que uno realiza van a perdurar en el largo plazo, que las normativas tienen que ser estables y consensuadas. El otro camino que queda es explicar que la categoría de “adecuados” en el sentido “inecino” pueden incluir “inadecuados” en el sentido común. Mi intención no es polemizar, así que ustedes juzgarán si vale la pena o no rectificar. Solo quiero recordarles que la función pública debe estar abierta a críticas porque se está buscando mejorar. Si me quedo callado y mi error es correcto ¿sería mejor o peor? Eso es lo que nos hace una sociedad democrática: participar, deliberar, criticar, estar de acuerdo y en desacuerdo. Hay que abandonar la vieja costumbre de creer que disentir es políticamente inadecuado.

Texto originalmente publicado el 8 de Noviembre del 2014 en:

http://www.eluniverso.com/opinion/2014/11/08/nota/4195931/respuesta-columnista

Lo adecuado de lo ilegal

El INEC comete tres equivocaciones con la nueva clasificación de subempleo. La primera es que inventa una categoría con claras connotaciones de juicio de valor: definir un trabajo como “adecuado” o “inadecuado” les va a traer más problemas que beneficios. Por ejemplo, según su nueva clasificación una empleada doméstica sin afiliación al Seguro Social que gana el mínimo está ahora “empleada adecuadamente”. Es decir, algo ilegal ahora es adecuado. Otro ejemplo es el trabajo infantil: un niño que trabaja en el mercado, que gana más de 13 dólares al día es clasificado como “trabajo adecuado”, así sea injusto, ilegal y antiético, ahora para el INEC es “adecuado”. Otro ejemplo es una niña obligada a prostituirse pero que responde la encuesta frente a su victimario: dirá que gana más del mínimo, dirá que trabaja lo suficiente y dirá que quiere cambiarse de trabajo. Ahora es “empleada adecuada”. La estadística oficial debe ser muy cuidadosa en no implementar cambios al apuro, debe evitar juicios de valor, debe razonar con varios actores institucionales cuál es el significado de una nueva categoría. Es evidente que quien se inventó este término no conoce la connotación histórica de la palabra subempleo, no conoce que la explotación laboral no viene dada solo por lo monetario (inseguridad, falta de garantías, explotación física, sexual, psicológica), no conoce la teoría del trabajo ni las relaciones históricas capital-trabajador, no conoce cómo se discutió por décadas la formalización de la precariedad laboral en torno al subempleo.

Ahora bien, han dicho que el cambio está respaldado por la OIT. Esa es mi segunda crítica, porque eso es falso. Revisando detalladamente las cinco resoluciones de la 19ª Conferencia de la OIT que es citada por el INEC, en ningún momento se norma o discute sobre el trabajo “adecuado”. Al contrario, hay avances en otros temas fundamentales como el trabajo digno, algo que el Ecuador debe medir urgentemente y no hay avances al respecto, no por normativa internacional sino por coherencia política. Lo que ha hecho el INEC es una interpretación basándose en un consultor, creando una categoría que puedo afirmar con seguridad no será aprobada –bajo ese nombre y definición– en ningún otro país del mundo.

Dicho sea de paso, el único órgano oficial para especificar normas de estadísticas de trabajo es la Conferencia. Un consultor, especialista, experto, por hábil que sea y por afiliado que esté a la OIT no representa voz oficial. El único documento oficial de la OIT es la Conferencia y ahí no existe algo sobre la categoría inventada por el INEC. Un consultor es libre de opinar lo que quiera, pero el documento oficial es la resolución de la Conferencia y esta no discute siquiera el trabajo “adecuado”. Este proceso debió llevarse con calma, presentando propuestas ante Comisiones de Estadística, si es que hay un informe de consultores especializados debían ser públicos antes de cualquier definición: hasta hoy no hay informe ni es público.

En el 2007 cuando discutimos la nueva metodología de desempleo llevamos a cabo largas, complejas y hasta conflictivas reuniones para definir cómo mejorar la encuesta. Hay documentos interinstitucionales que respaldan un hecho simple: la política pública se hace deliberando, discutiendo con los usuarios y en especial la estadística publica debe ser transparente en el proceso de construcción. Eso es lo que la legitima. Ahora bien, será muy válido el contraargumento de que no necesitamos a la OIT para crear nuestras categorías. Eso es cierto, pero entonces no es correcto mencionar que la OIT respalda algo que no ha discutido.

Y desde ahí arranca mi última crítica: era más fácil mejorar la métrica de subempleo generando subcategorías de subempleo que sean subdivisiones del concepto original. Así no rompían la serie y no incluían juicios de valor contradictorios con la ley del Ecuador. Simplemente tenían que “oficializar” que puede haber subempleos por ingreso, subempleos por insuficiencia de horas y subempleos por insatisfacción laboral. La suma de los tres podía ser el original subempleo y se acababa el problema. Gracias al nuevo cambio solo un experto logrará interpretar entre empleo adecuado, subempleo, inadecuado, remunerado, informal, ocupado pleno, entre otros. Vamos a tener que gastar en otros consultores para desenmarañar lo que hizo el otro consultor: kafkiano.

Dicho sea de paso esta subclasificación que “propongo” ya estaba hecha y hasta Senplades la estaba usando. Podían mejorarla y evitar la confusión, pero ya es muy tarde.

Por último, me ha llamado la atención algo que asumo es un desliz por parte de las autoridades. Argumentan que era necesario cambiar porque cuando comparaban con Colombia o México nuestro subempleo era “muy alto”. Bajo ese criterio cuando a las autoridades les parezca “muy alto” algún otro indicador habrá que cambiarlo. ¿Habrá que pensar en “informalidades adecuadas”, “pobrezas adecuadas”, “ilegalidades adecuadas”?

El INEC debería modificar el término “adecuado”, está a tiempo; pero más que todo debe avanzar al ritmo de las verdaderas problemáticas del país: ¿cuánto avanzamos y cuánto no en el cambio de matriz productiva?, ¿cuál es nuestra inequidad más allá de ingresos?, ¿el país avanza o no con emprendimientos?, entre varios otros. Debe evitar el clásico error de que se cambia un indicador porque no nos gusta la estadística. La estadística no se trata de esa forma. La estadística responde a un concepto, y solo cuando el concepto tiene un antecedente, un marco teórico, una discusión y un análisis, solo entonces se debe considerar un cálculo estadístico. No al revés. Lo que legitima una estadística es la transparencia en el proceso, no la oficialización de un resultado.

Editorial original publicado el 28 de Octubre en http://www.eluniverso.com/opinion/2014/10/28/nota/4158746/adecuado-ilegal-errores-inec-torno-nuevo-subempleo

Economía del hogar, una década después (entrevista Revista Vistazo)

Comparto entrevista que me realizó Revista Vistazo a propósito de los resultados de la última encuesta de Ingresos y Gastos que realizó Ecuador. Al final del artículo el link original.

———————————————————————————-

Economía del hogar, una década después

Byron Villacís. Economista. Director del INEC entre 2007 y 2012. Inició la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, un estudio que no se realizaba desde 2004.

¿Se estabilizó el tamaño del hogar?
Es una tendencia regional: se reducen los integrantes y se incrementan los perceptores. Esto se debe a la mayor participación social y laboral de la mujer. Además, el número de hogares unipersonales crece mientras aquellos con más de cinco miembros disminuyen. A nivel mundial, el tamaño del hogar se “estabiliza” cuando la mayoría tiene un hijo. Pasarán tres décadas para que Ecuador llegue a eso.
¿Cambiaron el ingreso y el gasto?
El ingreso urbano subió 72 por ciento. El gasto, 63 por ciento. La época posdolarización fue positiva en términos microeconómicos. Los hogares aprovechan la estabilidad económica para obtener recursos, consumir y ahorrar. Esto les permite tomar decisiones de largo plazo y sobre esas decisiones radica la fortaleza de una economía: coherencia entre resultados a nivel macro y micro.
¿Es un beneficio igual para todos?
Existe una leve mejoría en el superávit de ingresos promedio de los hogares, del que depende la posibilidad de ahorrar/invertir. Sin embargo, este se alcanza a partir del decil 5 de ingresos. En otras palabras, hay una mejora en la situación de los hogares en general, pero aún hay problemas en los más pobres.
¿Se concentraron los ingresos?
Los hogares más pobres en un escenario de recuperación económica tienen que usar sus nuevos ingresos para saldar deudas, cubrir déficits y alcanzar un nivel de estabilidad. Eso hace que la diferencia entre ricos y pobres se expanda. Después de un tiempo y, si el crecimiento es “redistributivo”, se reduce la brecha. En Ecuador, la desigualdad se está reduciendo.
¿Cómo entender la variación en el destino del gasto?
Indica cambios en el patrón de consumo. El incremento de participación del gasto en comunicación es evidente. La telefonía celular, Internet, televisión pagada… responden a una población más interconectada. Esta variación redistribuye el gasto. Una economía en crecimiento debería reducir su porcentaje de gasto en comida pero por la desigualdad esto aún no sucede.
¿Otros cambios destacables?
El incremento del gasto en salud es “bueno” para la sociedad. Y más aún cuando se reducen gastos en rubros como bebidas alcohólicas y tabaco. El hogar es más inteligente y gasta mejor. Resaltaría el cambio (aumento porcentual de gasto) en transporte y comunicaciones. Es otro signo de recuperación microeconómica de los hogares.

13 consejos para jóvenes burócratas

@byronvillacis

—————————————————————————————————————————–

Texto originalmente publicado en el portal GkillCity.com (http://www.gkillcity.com/index.php/el-mirador/1658-13-consejos-para-jovenes-burocratas)

—————————————————————————————————————————–

En la larga fila del supermercado de un sábado de mañana escucho a un par de jóvenes de veinte y tantos:

– Loco, voy a trabajar en el Ministerio mismo, me salió ese camello después de todo.

– Buenazo, brother, vas a trabajar con la Cinthya que tiene unas amigotas bien puestas.

– Simón pero lo más bacán es el sueldo, es dos veces lo que gano ahorita y de ley ahí salgo 4 y media en puntito.

– Ve, una vez ahí tienes que palanquearte el nombramiento. Hazte pana de tu jefe y si te dan nombramiento te parqueas de por vida.

– No sé, loco, no me veo como burócrata toda mi vida, pero si se da el chance yaf no le voy a hacer fieros.

Escuchando la conversación me acordé cuánto me inquieta el mercado laboral ecuatoriano. No precisamente por sus números a nivel macro (lo que amerita otro tipo de análisis) sino por la frecuente atracción de jóvenes profesionales a entidades públicas cuyo futuro –desafortunadamente– en pocos casos terminan enrumbado en inteligentes carreras profesionales. Y es que el pero no está en que se conviertan en burócratas, el problema es que por inercia terminan inmiscuidos en un sistema que parece atractivo a priori pero que, en el largo plazo, puede pasar una elevada factura.

Conversando con una amiga burócrata sobre este tema me decía: “Esto de la burocracia es como un martillo. Si está en manos de un carpintero podrá construir un hermoso mueble, muy útil y práctico, pero si no estás al tanto de los trucos, puede ser un arma que asesine tu futuro laboral”.

No soy experto en recursos humanos, tampoco creo saber más que el promedio sobre temas laborales. Sin embargo, creo tener experiencia para analizar la burocracia ecuatoriana de estos días: he trabajado en ella así como en el sector privado (transnacionales, empresas medianas, pequeñas y tres emprendimientos) y en la academia (profesor y asistente de profesor). Eso me permite comparar y poder describir experiencias positivas y negativas de gente a la que, dentro o fuera de mis equipos de trabajo, le ha ido muy bien y a la que ha ido peor. Este texto recoge 13 consejos para jóvenes burócratas del Ecuador, que los he venido pensando, discutiendo y seleccionando. Intento que los jóvenes, -cuándo piensen entrar a este sistema o una vez adentro- lo tomen en cuenta, se preparen, lo aprovechen y decidan mejor. Esta no es una declaración a favor ni en contra de posicionas políticas, es un check list sugerido para saber si aceptar un trabajo en una burocracia o cómo enfrentarlo mejor.

Una última acotación: recordemos que la burocracia como concepto no es exclusivo de entidades públicas. Así que esto bien puede aplicarse, en la mayoría de los casos, a burocracias del sector privado. Claro, las sugerencias se orientan principalmente hacia lo público.

1. No te dejes tentar por el salario

Si estas empezando y tu experiencia profesional tiene menos de 5 años, estás en una etapa sensible en la que debes invertir en tu futuro. Tu objetivo debe ser obtener un empleo que te permita crecer profesional y personalmente, un lugar donde aprendas y comprendas gradualmente la rutina y responsabilidad laboral. Los años iniciales de tu profesionalidad van a ser fundamentales para “casar” o “divorciar” tu vida académica con tu vida laboral. Por este motivo, debes tener presente que en tus primeros empleos no vas a tener el trabajo ideal, en tu área preferida o con un sueldo espectacular (claro a menos que seas el hijo del dueño o tengas algún tipo de facilidad que en futuro provocará algún tipo de deficiencia gerencial). Lo más probable es que encuentres trabajos en tu área con salarios más bajos o incluso que solo encuentre pasantías no pagadas. Mi consejo es que a pesar de que ganes menos dinero debes escoger un empleo que sientas que tienes afinidad, que te guste, pero más que todo que aporte en tu formación profesional.

Actualmente en la burocracia se ofertan muchos empleos, la mayoría de ellos administrativos y en la mayoría de los casos el salario en el sector público es mayor al del sector privado (Ecuador-2013). El dilema que deberás resolver es que si escoges un empleo distinto al de tu formación académica al final de cuentas puede ser más lo que pierdas que lo que ganes. ¿Por qué? En el futuro, en algún momento tendrás que competir por otro empleo, con alguien con un perfil parecido al tuyo: ese alguien puede ser una persona que tomó decisiones más acertadas y aprovechó sus primeros años profesionales aprendiendo y ganando experiencia en tu mismo campo ¿Quién crees que tiene más probabilidades de ser contratado? Puede así mismo que –con todo derecho– decidas especializarte en el sector público y descartes la inversión que hiciste previamente con tus estudios. Esa sería una decisión triste, pues de plano descartas la inversión de tiempo, dinero y más que todo de gustos que hiciste con tus estudios.

Este consejo se vuelve un pedido extremo si tu carrera académica está incompleta. El peor daño que te puedes hacer es dejar en stand by o abandonar tus estudios porque encontraste un trabajo con un buen sueldo. Estas quemando tus naves sin haber empezado la guerra. El mundo laboral real es cada vez más competitivo y difícil, cuando salgas de la burbuja y tengas que competir y no tengas un título académico simplemente estarás fuera de juego. Termina esas clases, concéntrate y haz una buena tesis. Haz lo que debes hacer primero, para ello no dependes de nadie, aquí no hay excusas.

2. Prefiere un puesto técnico a uno administrativo

Actualmente en Ecuador, la gran mayoría de oferta burocrática está disponible en los departamentos administrativos. Esto no necesariamente es un mal empleo. En funciones administrativas podrás aprender mucho, conocer de procesos y comprender las marañas procedimentales del sector público. Si tus estudios fueron en Administración o similares, te consideras una persona con paciencia, organización, habilidad para trabajar con perfiles complejos, te gusta el sector público y estas dispuesto a enfrentar los retos que explico a lo largo de este texto, un cargo administrativos puede ser una buena alternativa para ti.

Por otro lado, si estudiaste algo distinto a Administración (o afines) y consideras que tienes un perfil técnico, ése definitivamente no es tu espacio. Ahora bien, en los departamentos “técnicos” todavía hay opciones y buenas. La expansión –y en ciertos casos especialización del sector público en Ecuador a partir del año 2007 ha permitido la creación de muchas plazas de trabajo especializadas y técnicas. Las ramas asociadas a la ingeniería son un claro ejemplo donde sí puedes apostar.

En ciertos casos puntuales, el sector público puede convertirse en una ventaja estratégica en tu vida puesto que puede ser el único lugar donde puedes aprender ciertas técnicas. Pongo un ejemplo con mi experiencia personal: si tu interés en la vida es aprender sobre producción de estadísticas a gran escala y quieres especializarte por ejemplo en censos ¿en qué otro lugar puedes aprender sobre censos sino en el Instituto Nacional de Estadística y Censos? Simplemente no hay más. Lo mismo va a suceder en otras áreas específicas y por supuesto siempre y cuando ese sea tu interés concreto. Por supuesto, es un error que busques aprender algo por la “oportunidad que te brindan”, cuando es algo que no te gusta. Siempre estuve en desacuerdo con el consejo de “hay que aprender sobre petróleos porque es lo que da plata” símil de “para casarte debes escoger el mejor partido”. En la vida tienes que hacer lo que te gusta y aprovechar para especializarte en eso.

3. Busca una institución/organismo con el menor perfil político y mayor técnico

Piensa en tu hoja de vida en el largo plazo. Como decía el tocayo Vásconez: “las personas debemos tener un plan de vida profesional, que no es solo crecer verticalmente sino horizontalmente”. Tendrá más peso si has aprendido cosas importantes y has dejado huella en proyectos estructurales. Las instituciones tienen rangos de acción definidos y si no es tu área de interés y afinidad, no aceptes. En todos los países del mundo hay instituciones públicas dedicadas a cuestiones técnicas y otras a cuestiones políticas. Si lo tuyo es la política y tienes afinidad por los valores de las personas que están al frente de las instituciones pues dale, con mucho ahínco y trabajo: arriésgate. Pero, si lo tuyo no es la política y te gustan ámbitos técnicos no lo hagas. Entrarás a jugar un partido que no será de tu agrado y del que podrías salir magullado, perderás bilis, dinero y lo más irremplazable: tiempo.

4. Evalúa a la cabeza y equipo de la institución: estabilidad, imagen pública, inteligencia.

A donde quiera que vayas, ubica, conoce y evalúa a la cabeza y equipo de tu institución. Si el Gerente, Ministro, Director, Presidente o lo que fuere de la organización es alguien que te inspira confianza, que te hace soñar y ambicionar, que te motiva con su imagen, sabrás que estas en el lugar correcto. Si además te atraen los objetivos planteados dentro de la gestión institucional, entonces también estas en el momento correcto. Toma en cuenta que no estoy diciendo que debe caerte bien, estoy diciendo que debe ser alguien de quien al final del día sepas que vas a aprender algo, y por supuesto, aportar. La gente hace las instituciones, no al revés.

5. Evalúa el perfil del departamento de recursos humanos

Puede suceder que encuentres un empleo en el área que estudiaste, que lo ves promisorio y que está en el sector que te gusta, pero si tienen un departamento de recursos humanos deficiente, te pueden provocar más de un dolor de cabeza. Cometiendo el pecado de generalizar, los departamentos de recursos humanos en el sector público suelen ser deficientes y a menudo dejan escapar trabajadores excepcionales debido a las trabas burocráticas, lentitudes de la rutina y en ciertos casos hasta por favoritismos personales, institucionales y políticos.

Detente un momento para analizar tu percepción sobre este departamento ¿Qué tan organizado lo sientes? ¿Cumplieron con las horas y fechas que desde un inicio te solicitaron para entrevistas y papeleo y burocracia? ¿Has logrado identificar que tienen métodos estandarizados? ¿Te aplicaron una prueba o concurso para acceder al empleo? Si la respuestas son “sí” entonces vamos por buen camino. Si la respuesta es “no” en alguna de estas preguntas vamos mal. Si crees que estas siendo beneficiado por algún tipo de “palanca”, te pido que estés consciente de que lo que te hacen a ti, es exactamente igual de probable que lo hagan con otro, así que prepárate: si contigo hubo favoritismos, puede que en el futuro no crezcas o no renueven tu contrato porque puede haber favoritismos con otro.

6. Separa tu opinión o favoritismo político de tu gestión laboral.

Todos tenemos una opinión política, hasta los que creen no tenerla. Sin embargo, tu trabajo debes tomarlo como algo distinto. Si tu trabajo es técnico, no comentas el error de mezclar ambas cosas. Tú fuiste contratado para algo en concreto y eso es lo que debes cumplir. Ni te excedas opinando o inmiscuyéndote en temas políticos, ni permitas que condicionen tu empleo a favores del mismo estilo. No te dejes manipular. Dale valor a tu trabajo y dignidad a tus decisiones. Nuevamente recuerda: si consigues algo por favores políticos, estas en un lugar en el que tienes exactamente las mismas posibilidades de ser discriminado por los mismos motivos en el futuro.

Ahora bien, si tu trabajo es la política, estudiaste sobre política y tu gestión es sobre política, obviamente este consejo no se aplica. Discutir los límites éticos de la intervención ideológica-partidista en un trabajo estatal es un tema que debería ser abordado desde lo ético. Esto amerita una discusión distinta y este texto no tiene eso por objetivo. Si te interesa el tema solo quisiera dejar sobre la mesa un pensamiento para discusiones futuras: un país no se desarrolla con un Estado partidista, se desarrolla con un Estado inteligente, eficiente, fuerte, pequeño y compuesto por instituciones coordinadas pero independientes entre sí. Intervenir ideológicamente la burocracia (sea del bando que sea) lo vuelve ineficiente, gordo y torpe. Se pierde tiempo y dinero, y eso es caminar en la senda opuesta al desarrollo.

7. Analiza los beneficios extras al salario

Haber salido hace poco de la Universidad hace que uno busque o consolide su independencia económica. Por este motivo es común pescar un trabajo que te brinde mejor salario. Sin embargo, recuerda: en el largo plazo tienen mejores probabilidades de tener un empleo sólido y estable, quienes han desarrollado una carrera profesional estructurada y sostenida. Cuando tengas una oferta de empleo identifica los beneficios extra salariales que existen: ¿te van a capacitar? ¿Tendrás la oportunidad de trabajar con gente de la cual vas a aprender? ¿Tendrás experiencias que sumarán conocimientos importantes y acordes a tu expectativa laboral? Es subjetivo poder responder en qué momento son los beneficios mejores que los costos, sin embargo no viene mal que te detengas a pensar si valen la pena o no. Hay mucha gente que renuncia a trabajos bien pagados, por una mala relación con el equipo. Piensa en estos factores y recuerda que el dinero no lo es todo.

Ahora bien, supongamos que has decido entrar a la burocracia o ya te encuentras dentro de ella. Una cosa es decidir si aceptar o no jugar un partido de futbol respetando sus reglas y otra distinta es no querer jugar una vez dentro del campo de juego.

8. No te asustes ni te amilanes ante los viejos mentales

Recuerda que la edad es un asunto mental. El problema es que este detalle afecta a gran parte de las generaciones previas al año 70 en Ecuador y lo triste es que a veces contamina a los del 80 y 90. Por ende, cuando me refiero a “viejos” en esta sección me refiero a viejos mentales, que los reconocerás por algunos tips a los que tendrás que enfrentarte:

El viejo mental presionará a que no tengas nuevas ideas. Recuerda que el viejo no quiere que lo saquen de su “nivel de confort”, quiere ganar su sueldo sin que nadie le moleste, salir lo más temprano y hacer el menor esfuerzo posible. Un chiquillo con energía y nuevas ideas es una amenaza, así que es probable que te haga la vida imposible. Con ellos me he encontrado en la academia y en el sector público. Mi consejo: ser muy descarado, ser más firme y claro. ¡Quéjate! ¡Propón! ¡Reclama! ¡Inquiere! ¡Reta! ¡Compite! No te dejes amedrentar con sus comentarios irónicos, con sus pasquines o indirectas. Tú sigue. No te detengas. Si terminas perdiendo el empleo, ¡ganas! Son ellos los que pierdan. Tú sigue.

El viejo mental detesta la tecnología. Me acuerdo que un par de burócratas me amenazaron con juicio laboral por obligarlos a SUMAR (sí, sumar) en Excel y no hacerlo a mano. Me dijeron que atentaba contra los “derechos básicos del trabajador de no alienarse a la tecnología imperialista”. Me reí mucho esa tarde. Al cabo de un par de meses reemplace a 4 personas por una sola. Recuerda, si te acostumbras a tus procesos, en algún lugar hay alguien que está aprendiendo y dominando más tecnología. Cuando termine el día ¿quién será más cotizado? Por cierto nunca pusieron el juicio pero quedé como inhumano porque obligué a usar el Excel para sumar.

El viejo mental adora el chisme. Estés donde estés jerárquicamente, el viejo mental creará chismes sobre tu vida. Si eres casado tu fidelidad está rota hace rato. Si eres soltero la pregunta será porque no te casas. Se inventarán de todo a fin de que caigas en el juego. ¿Cuál es el juego?: que fomentes el chisme sobre otros, que respondas a pasquines y sobre todo: que te desconcentres de tu trabajo. Sueno a abuelo patético advirtiendo pero tengo al menos una decena de amigos que podrían hablarte horas de cómo intentaron destruir sus vidas con esta táctica. Tú sé muy parco con esto, ríete, llévalo a broma pero jamás te desgastes en este tema. Ignóralo. Sigue adelante y responde con trabajo. Tú sigue aportando y haciéndolo evidente.

Cuando sientas que te comportas como un viejo mental, renuncia inmediatamente. Eso, nada más que agregar.

9. Ten a la mano tu renuncia lista

Te ayudará a irte cuando lo consideres conveniente o necesario y le dará libertad al líder de tu equipo a tomar la decisión más adecuada en el momento preciso.

Este consejo me lo dio mi hermana y fue el primero que me dieron cuando empecé en la burocracia: no sientas apego por este trabajo y ten siempre lista una hoja impresa con tu renuncia voluntaria. Mi hermana ganó un concurso público a través de una auditoria internacional para ser Gerente de un área en el Banco del Estado. Antes de eso fue Gerente en varios bancos internacionales. Cayó un Presidente, vinieron hordas de enfermos y la misma gente de su equipo mandó sacando a los que ganaron el concurso, “porque implementaron ideas que obligaban a la gente a trabajar”. Ya muy pocos puestos directivos y gerenciales se hacen ahora con auditoras internacionales por lo que es muy probable que algún momento suceda algún tipo de reestructuración y tengas que salir.

Esto también es útil cuando te topes con problemas éticos. Recuerda que primero está tu dignidad, tu carrera profesional y tu imagen. Sé honesto y coherente con tus principios: cuando no estés de acuerdo con algo saca tu hoja, despídete sonrientemente y sigue, que la vida no se acaba.

Ventajosamente yo renuncié por distintos motivos a los de mi hermana y tuve tiempo para preparar mi salida. Tuve comprensión y debo decirlo abiertamente que nunca tuve presión política por parte de mis jefes. Desafortunadamente esto no siempre es así y deben confluir muchos factores para que suceda.

Prepara tu reemplazo, sé generoso al enseñar. El mecanismo para ser indispensable es que la organización no dependa de ti.

10. Compárate continuamente con tu promoción y mantente activo en el mercado

Ten siempre un ojo puesto a tu generación. La gente que se graduó contigo es fundamental para evaluar qué tan bien vas en comparación con el resto. Por favor, no compares el salario, compara la calidad del empleo, lo bien que se siente realizándolo. Cuando mires tus funciones conversa con alguien del sector privado y compara qué está aprendiendo él o ella contra cuánto aprendes tú. Recuerda, esto se trata de ganar conocimiento, habilidades y/o experiencia, no solo dinero.

En esta misma línea, no dejes de mantenerte activo en procesos de selección. Puede que te encuentres estable en algún ente público pero nunca esta demás evaluar cuánto te valoran en el mercado y tener una opción bajo la manga. Participa en concursos privados, así veras si la brecha salarial y las habilidades profesionales están creciendo al mismo ritmo que están creciendo en tu actual empleo. Por supuesto, no te mientas a ti mismo: sé crítico y honesto con lo que estás aprendiendo al momento de compararte.

11. Aprende de leyes y ten mucho cuidado con lo que firmas

Esta es casi una triste consecuencia. En el sector público, a comparación del privado, debes tener muchísimo más cuidado con lo que firmas. He visto gente que por despistada o por comedida termina aprobando cosas que no debía y luego mencionada en los famosos informes de contraloría. A diferencia del sector privado, estos pueden ir desde un llamado de atención hasta la cárcel, pasando por una sanción económica, sin quitar el daño moral al que son expuestas incluso si después se desestima la sanción. Antes de firmar algo (empezando por tu contrato), discútelo con alguien de experiencia, mira los pros y contra y sobre todo ten claro hasta dónde llegan tus responsabilidades. Cualquier extralimitación es riesgosa. Con el tiempo uno va aprendiendo de normas, reglamentos, acuerdos, decretos, leyes y por supuesto de la Constitución. Esto es buenísimo si eres abogado, pero ser abogado normalmente no es algo tan divertido en la vida. A pesar de ello, no está por demás que tengas contacto con algún abogado amigo (ambas condiciones necesarias) que te dé una mano con algún consejo de cuando en cuando o que esté dispuesto a ayudarte con una consulta gratuita. En el peor de los casos juégate por la simple: si no estás seguro de lo que estás firmando, no lo firmes.

12. Prepárate para un choque cultural

Abre tu mente, aprende lo bueno y descarta lo malo. No te contagies de la pereza, busca a la gente alegre, a la deportista, a la contenta, a la propositiva. No te juntes con los “perros de la tristeza”, integra, haz amigos y sobre todo aprende culturas nuevas. Cada institución tiene una cultura a la que se le puede aprovechar, tú decides que parte tomar: lo bueno o lo malo de la historia.

13. Si has llegado hasta acá, lo más importante: si vas a hacer algo, hazlo bien

Atravesar obstáculos tiene siempre su recompensa. Y menciono esto porque hay un valor único que tiene el trabajar en el sector público que es imposible de encontrar –en esa magnitud– en el sector privado: servir.

Seguro nadie te agradecerá cuando te vayas, hasta es posible que muchos no den cuenta que pasaste por allí, pero la satisfacción real es dejar tu huella, transformar tu entorno, incluyendo a las personas con las que compartes, trabajar un poquito más, ser ambicioso en los objetivos que planteas para la institución (construir catedrales y no solo picar piedras para sus muros) y si te lo permiten darle no una, sino las dos manos a alguien vulnerable. No significa dar dinero, significa hacer bien tu trabajo. En una frase: “dar un poquito más”, siempre deja más de lo que recibes.

Trabajar para la gente es un privilegio y si es algo que te gusta y has sobrepasado los obstáculos hazlo bien, con cariño, con dedicación y entrega. Nada compensa la felicidad que uno siente cuando sabes que has dejado un lugar mejor al que encontraste y mejor si es sin bombos y platillos, sin alharacas, sin politiqueros vendiendo humo. Es mejor llegar a casa con una sonrisa por haber hecho bien las cosas, caminar con la conciencia tranquila y saber que has hecho bien tu trabajo. Eso es lo lindo del sector público: está hecho para pocas personas, para aquéllas que están dispuestas a sacrificarse, a buscar el bien común, y que para lograrlo son capaces de sortear obstáculos difíciles.

Es una lista corta y discutible, espero que te sirva y la aproveches. Quizás me equivoco en casi todo (excepto en lo de los abogados), quizás solo en parte. Mi intención no es acertarle a todo sino generar el principio de una guía para que puedas escoger mejor tu empleo y pienses a largo plazo. No está por demás que siempre se recuerde que es más importante tu dignidad, tus valores y tu ética. Allá afuera hay una selva a veces agresiva y a veces atractiva, en tus manos esta hacer de tu ingreso al servicio público una experiencia única, o una pesadilla.

***

Por fin llego al final de la fila en el supermercado. La cajera sufre por una mañana infinita de compras y reclamos. Uno de los jóvenes intenta coquetearla sin éxito y se marchan. Al verme llegar me sonríe corporativamente mientras me saluda. Tiene una foto al parecer de su hija junto a la caja. Tiene también uñas cuidadas, un tatuaje sobrepuesto y rapidez de pianista en los dedos. Al final le pregunto que que piensa de la conversación de los muchachos. Me sonríe con complicidad y astucia antes de sentenciar: “el pez de pecera no sabe que existe el mar”.

Me voy del caminando y sonriendo, pensando los tesoros que uno encuentra sin buscar. Tengo que llegar a casa y escribir este texto.

Septiembre, 2013.

——————————————————————————————————————————————-

Gracias a Jorge García, Byron Vasconez, David Vera y Livino Armijos que aportaron con comentarios y sugerencias a este texto.