Ecuador, Colombia y Perú: Mercado Laboral PRIMER Semestre 2016 y Perspectivas

Por Byron Villacis y Daniela Carrillo.


Secciones (Hacer click para saltar a la sección de interés)

Mercado Laboral en los tres países en conjunto

Ecuador: Diagnóstico

Ecuador: Perspectivas 2016

Colombia: Diagnóstico

Colombia: Perspectivas 2016

Perú: Diagnóstico

Perú: Perspectivas 2016

Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

Mercado Laboral en los tres países en conjunto

Para analizar la dinámica laboral de la región es necesario poner en contexto el tamaño de cada mercado. En esta sección presentamos cuatro estadísticas en valores absolutos con el fin de dimensionar el tamaño de cada país en torno a la fuerza de trabajo y la tendencia en los últimos años. Para analizar la evolución de las principales variables en valores relativos (tasas), recomendamos recurrir a las secciones de cada país.

El primer elemento que hay que considerar es el tamaño poblacional que representan Colombia y Perú en comparación con Ecuador. Esta es la serie de datos de población registrada en los censos de población de cada país y las estimaciones disponibles a la fecha del reporte. Colombia tiene tres veces la población de Ecuador y Perú dos veces.

Untitled

Aunque comparten ciertas características demográficas que hacen que los tres países tengan estructuras similares, es necesario tomar en cuenta que la población en edad de trabajar colombiana es la mas grande, no solo en valores absolutos sino en tasas de crecimiento.

2

A pesar de que la Población Económicamente Activa tiene particularidades de definición en cada país, mostramos los datos tendenciales para los tres países donde se ve una dinámica creciente para Colombia con una ligera caída en el ultimo semestre. Perú tuvo un marginal incremento mientras Ecuador no termina de despegar. En conjunto, en los tres países hay 50,2 millones de personas económicamente activas, de las cuales casi el 50% esta en Colombia, 35% en Perú y 15% en Ecuador.

3

En términos de población ocupada, las proporciones se mantienen. Sin embargo, hay un bajón en el último semestre para Colombia y un ligero incremento para Perú. Ecuador no presenta mayores cambios.

4

Finalmente presentamos el peso del sector público en la región y nuestros países analizados. Llama la atención: 1) que los tres están por debajo del promedio latinoamericano, 2) la similitud (en términos relativos) entre Perú y Ecuador y, 3) la reducción en la proporción del peso público para Colombia en los últimos cuatro años.

Porcentaje de Población Urbana Ocupada en el Sector Público

grafico5

Fuente: OIT 2014, Elaboración: Autores

 

Volver a Menú


Ecuador: Diagnóstico 2016

En el mes de junio de 2016, la Población en edad de trabajar (PET) en el Ecuador llegó a 11’557.285 personas y la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 7’831.981 personas. De dicha población, la cifra de los empleados es de 7’415.099 personas y la de los desempleados 416.883.

Evolución de Población Económicamente Activa (PEA) y

Población en edad de trabajar (PET) – Ecuador6

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

La tasa de participación global en el Ecuador se ubica en el 67.8%, la cual supera a la del 2015 en 1,9 puntos. Este es un indicador de que más miembros de los hogares están buscando empleo. Así mismo, Ecuador registra una tasa de desempleo de 5,3% a nivel nacional (urbano y rural), de 6,7% en el área urbana y 2,6% en el área rural. Al comparar el desempleo nacional con Junio de 2015 (4,5%) muestra un incremento de 0,8 puntos porcentuales.

Evolución del desempleo – Ecuador

7

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El desempleo en las cinco principales ciudades en junio de 2016 es de 7,1% en Quito, 5,3% en Guayaquil, 3,3% en Cuenca, 4,6% en Machala y 5,3% en Ambato. En relación a junio del 2015, existió un incremento estadísticamente significativo en la ciudad de Quito.

8

Los desempleados, son en junio de 2016 en su mayoría cesantes (84,3%), es decir son personas que previamente tuvieron un empleo, mientras que la categoría de nuevos se refiere a personas que por primera vez ingresan al mercado laboral, un ejemplo son los profesionales recién graduados.

 Desempleo por situación laboral previa – Ecuador

9

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo es generado principalmente por el sector privado. En junio de 2016 dicha relación fue de 91% para el sector privado y 9% el público. Esta tendencia no ha cambiado en los últimos 9 años en el Ecuador. Los sectores económicos de mayor contribución en el número de personas con empleo son -en orden de importancia: Agricultura, Comercio y Manufactura, 56 de cada 100 empleados se ubican en estas tres ramas de la economía. En relación al mes de junio de 2015, se registra una reducción en la participación del sector construcción.

10

El empleo en el sector informal incrementó su participación en el mes de junio de 2016, 3.7 puntos porcentuales en relación a junio de 2015. [1]

Empleo según sector – Ecuador

11

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

La cobertura de seguro los empleados presenta una caída en junio de 2016, el seguro general disminuye en relación a junio de 2015. La población empleada sin algún tipo de seguro presenta un ligero aumento entre los dos meses.

Empleo según cobertura de seguro – Ecuador12

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo asalariado presenta una disminución en junio de 2016 de 3.5 puntos porcentuales en relación a junio de 2015.

 Empleo según tipo de trabajo – Ecuador

13

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Elaboración: Autores

El empleo adecuado se ubica en 41,0%, inferior al de junio de 2015 (45,9%), el subempleo (bajo la nueva categorización) se ubica en 16,3%, superior a la tasa de junio del año anterior en 4,1 puntos porcentuales.

Evolución del empleo – Ecuador

14

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

El subempleo en las 5 ciudades más importantes presenta un incremento en relación a junio de 2015, especialmente en Quito y Guayaquil.

15

Hasta diciembre de 2015, el INEC presentaba en sus reportes la serie del “Empleo Inadecuado” en el Ecuador, en dicho mes, la tasa fue de 48.09%. A partir de Junio se ha eliminado la variable de las presentaciones y ha cambiado de nombre, sin explicación previa por parte del Instituto. Aún se puede realizar comparaciones usando los subcomponentes del antes denominado Empleo Inadecuado y calculando desde la base de datos, pero estamos asumiendo que no hay modificaciones en su cálculo, a pesar de que hay modificaciones en los nombres de los indicadores. Hemos preparado un Anexo donde explicamos las diferencias que encontramos en el reporte. Sugerimos extrema precaución al momento de leer los nuevos reportes porque se desconoce el alcance, motivación y estabilidad de los nuevos formatos y definiciones.

Si asumimos que el cambio es solamente en el nombre de las variables, el Empleo Inadecuado pasó de 49,1% en Junio del 2015 a 53,3% en Junio del 2016; es decir un incremento de más de 4 puntos porcentuales lo que significa más de medio millón de personas de incremento.

A pesar de que los tres países analizados no comparten la misma metodología de cálculo del Subempleo, sirve compararnos para saber que tan distintas son las estructuras laborales bajo su propia definición. El Subempleo en Colombia esta en 39,9%, en Perú esta en 33,1% mientras que, bajo la nueva definición el Subempleo en Ecuador, esta en 16,3%. Sin embargo, el “Empleo Inadecuado” (que ha desaparecido como indicador explícito de las presentaciones y bases de datos) está en 53,3% y si a éste le quitamos el Empleo No Remunerado llega a 43,6%. Consideramos que la población en condiciones de vulnerabilidad laboral están entre 43,6% y 53,3%. No consideramos que el 16% (bajo la nueva metodología) refleja adecuadamente el valor del subempleo en Ecuador.

Última presentación disponible (Diciembre 2015) donde se exponía explícitamente la evolución del Empleo Inadecuado – Ecuador

16

Fuente y Elaboración: Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)

Volver a Menú

Ecuador: Perspectivas 2016

El primer semestre de 2016 muestra un incremento de la oferta laboral, combinada con un bajo crecimiento económico y una débil demanda de trabajo. Esto conduce a variaciones en el nivel de empleo y sobre todo a que más miembros por hogar busquen trabajo. Este fenómeno arroja varias hipótesis respecto a este incremento de la PEA:

  1. Empleados que han perdido su trabajo están buscando trabajo de forma temporal, para solventar aunque sea gastos de corto plazo.
  2. Población que había abandonado el mercado de trabajo para estudiar y formarse han vuelto al mercado a buscar empleo.
  3. La gente busca incorporarse al mercado de trabajo porque a otros miembros del hogar se les ha terminado su contrato o su remuneración no es suficiente para solventar las necesidades familiares. Por ejemplo, si se nota inestabilidad de los ingresos del padre de familia, la esposa o uno de los hijos sale a buscar trabajo, ampliando la PEA.
  4. Dadas las malas perspectivas y coyuntura económica, otros miembros del hogar se animan por buscar empleo.

La tasa de ocupación por lo general sigue el comportamiento de la tasa de crecimiento económico, un bajo crecimiento económico puede verse reflejado en un incremento de la ocupación en actividades de escasa productividad y bajos ingresos. Si bien en términos absolutos el número de ocupados (población con empleo), muestra una tendencia creciente, dicho crecimiento se explica por el aumento del subempleo (no solo el subempleo bajo la definición post 2014, sino lo que formalmente se lo conoce ahora como Empleo Inadecuado pero que en esta presentación oficial ha desaparecido).

Un estancamiento económico conducirá, en el escenario más probable, a la reducción del empleo formal. El sector privado buscará mantener su nivel de producción a un menor costo, lo cual implica recortes de masa salarial, recortando personal o prefiriendo la contratación de empleo menos calificado.

El sector público podrá crear empleos temporales, como respuesta a la crisis económica y al estado de emergencia por los desastres naturales ocurridos en la región costa. Sin embargo, no consideramos que las finanzas públicas tienen espacio para esta estrategia.

A futuro resulta imprescindible analizar la composición del segmento de la población con empleo. En junio de 2016, el empleo no remunerado y otro empleo no pleno (bajo la actual categorización), crece en términos absolutos. La participación del empleo no remunerado se ha incrementado en relación al mes de junio del 2015, de mantenerse esta tendencia se evidenciará una incapacidad del sector formal de absorber a personas que no consiguen empleo y que trabajan por cuenta propia sin retribución económica.

En términos de política publica eso arroja tres conclusiones:

  1. La proporción que debe ser prestada atención no solo es el desempleo, sino el subempleo. Y no solo el subempleo como ahora se lo conoce, sino las categorías de Otro Empleo No Adecuado y el Empleo No Remunerado. Los hacedores de política pública deben entender que estas tres agrupaciones en conjunto son empleados en condiciones de vulnerabilidad (declaren o no estar buscando otro empleo) y que su fuente de ingresos es inestable, por ende su presupuesto familiar esta en riesgo. Dentro de esta proporción hay que prestar atención a Quito, Guayaquil y Machala. A diferencia de la crisis de 2009, ahora la reducción de empleos no solo esta afectando las ciudades con relación al comercio internacional, sino las que dependen mas de comercio interno. La estrategia debe ser estructural.
  2. La válvula de escape ante esta coyuntura será el crecimiento del sector informal. Los miembros de los hogares van a estar dispuestos a generar ingresos a como de lugar, y la informalidad es una salida estructural de la economía ecuatoriana.
  3. A diferencia de los precios de bienes y servicios medidos por la inflación, el mercado laboral reacciona mas lento: tanto para recibir impactos de crisis como para reajustarse a nuevos escenarios, se demora más. Estimamos que una recuperación en los niveles de empleo del 2014 los vamos a tener en el segundo semestre del 2017, siempre y cuanto se analice la variable mas sensible del mercado laboral: los subempleados (en sus tres categorías) y los informales (no solo los que tienen RUC o RISE).

 

[1] Vale tomar en cuenta que consideramos que la métrica de Empleo Informal se encuentra subestimada. El INEC cambió su forma de cálculo en el 2015 e incluye en este grupo solamente a las personas que tienen registro con la entidad colectora de impuestos (SRI). Consideramos que el concepto de informalidad es más amplio, más adelante explicaremos una alternativa analítica.

Volver a Menú

Colombia: Diagnóstico 2016

Colombia reportó una tasa de desempleo nacional a Mayo del 2016 del 8,8%. El dato de desempleo a trimestre móvil (Marzo, Abril y Mayo) es de 9,3%. Luego de tener un repunte los últimos nueves meses, bordeando el 10% y 12%, la tendencia ha vuelto a mantenerse en niveles del 9%. La amenaza de un desempleo creciente parece estar alejándose.

17

Los sectores que hay que prestar atención son: 1) la comercial (+0.7%) y 2) el inmobiliario (+0,5). La manufactura vuelve a caer en casi un punto (-0,9%). Estos pesos son incrementos ponderados, tomando en cuenta el peso de la masa laboral en cada sector.

18

El DANE reporta el subempleo en dos categorías: subjetivo y objetivo. En la suma de los dos (Subempleo Total) el último valor, a Mayo 2016, llega al 39,9% de la PEA. El 10,6% corresponde al Subempleo Objetivo y el 29,3% al Subempleo Subjetivo. Como se puede observar en la gráfica, no existen variaciones significativas de corto y mediano plazo para ambas métricas.

19

Volver a Menú

Colombia: Perspectivas 2016

Colombia se encuentra en periodo de recuperación macroeconómica. Desde el 2015 venia arrastrando efectos negativos de al menos tres factores que golpearon su economía: 1) la caída de los precios del petróleo, 2) los impactos del Fenómeno del Niño, que en un principio no se esperaban tan fuertes pero que sí tuvieron efectos intensos y, 3) la devaluación del peso debido a la coyuntura internacional del dólar. Como consecuencia de estos impactos su autoridad monetaria modificó las tasas de interés con el objetivo de controlar el nivel general de precios. Si bien el objetivo era alcanzar niveles del 6% en el 2016 y 4% para el 2017, al parecer la inflación va a ser mas alta pero controlada: alrededor del 7 % u 8%. Estos factores motivaron a que los niveles de desempleo lleguen a bordear ciertos meses el 10%. A partir del último semestre la tendencia ha sido a la baja y se muestran mejoras en las cifras, lo que demuestra una buena y una mala noticia para el mercado laboral colombiano. La buena es que los efectos de los shocks del 2015 están diluyéndose y esta recuperando niveles de empleo. La mala es que Colombia parece tener una estructura fija en su mercado laboral en la que alrededor del 8% de su población activa no logra integrarse a los empleos estables. Ese cinturón que siempre esta presente en la economía colombiana es seguramente fuente de una baja movilidad social y desigualdad, que inclusive en periodos post crisis parece no beneficiarse.

Sin embargo, el panorama macroeconómico de corto y mediano plazo colombiano parece ser positivo. Hay hitos políticos y económicos que favorecen su clima de inversión y podría potenciar su recuperación en niveles superiores a los del periodo previo al 2014. Consideramos que en lo que resta del 2016 hay al menos 4 factores que se convertirán en pivote: 1) el cierre de los acuerdos de paz y sus referendos, que si bien no significan inyección directa de recursos, es sin lugar a duda una de las noticias históricas mas positivas que ha tenido Colombia. De llegar a darse relajaría de forma positiva la expectativa de inversión y potenciaría áreas de crecimiento no antes vistas. Potencialmente ayudará a incluir en programas sociales ciertos municipios que han sido referencia de exclusión. 2) el efecto del paro de camioneros que afectó el nivel de precios parece estar resolviéndose. 3) está por llegar la definición de presupuestos para el 2017. Esta sana costumbre ayudará a identificar cuales son las expectativas de inversión en la industria y manufactura del sector público y privado y, finalmente; 4) Colombia esta a punto de discutir una reforma tributaria que al parecer intentará aumentar la base gravable y extender la duración de determinados impuestos. Las últimas reformas tributarias fueron en el 2014 donde se mantuvo el gravamen del IVA a movimientos financieros hasta el 2018, se creó un impuesto a la riqueza y se creó una sobretasa al impuesto sobre la Renta para la Equidad (CREE).

Volver a Menú

Perú: Diagnóstico 2016

Recordemos que los datos más frecuentes del mercado laboral peruano provienen de una encuesta que cubre Lima Metropolitana, no de la totalidad del territorio nacional. En este ámbito geográfico, la Tasa de Participación es del 68,3% en el último reporte disponible (trimestre Abril-Mayo-Junio 2016). La PEA de Lima Metropolitana llega a 5 millones 100 mil personas. Dentro de la PEA, el 93% esta ocupado (alrededor de 4,7 millones) y 7% esta desempleado (alrededor de 356 mil personas). En el primer gráfico se puede observar como el mercado laboral sufrió inestabilidad desde mediados del 2014 hasta inicios del 2016, sin embargo no ha abandonado su tendencia y, según el ultimo reporte, parece volver a estabilizarse a mediados del 2016.

22

La siguiente gráfica analiza la variación de la población ocupada que superó el 3% a inicios del año pero ahora se encuentra nuevamente en niveles del 2%. En cuanto a la composición de los Ocupados, el Empleo Adecuado se encuentra creciendo en 2,9% (con respecto al mismo trimestre del año anterior) y el Subempleo también se encuentra subiendo en 1,5%. Dentro del Subempleo, se puede analizar el Subempleo por horas y por ingreso. En el primer caso el subempleo disminuyó en 5,5% mientras que el Subempleo por Ingreso subió en 4,7%. Las tasas de subempleo en Lima Metropolitana llegan a 33%: 9,5% del Subempleo por horas y 23% del Subempleo por ingresos.

23

Volver a Menú

Perú: Perspectivas 2016

Perú es el país con la mejor perspectiva macroeconómica al comparar los tres países: tendrá el segundo crecimiento más alto de la región (~3,7% para el 2016 y ~4% para el 2017), superado solamente por Bolivia (~3,8%). El gran hito político que sin lugar a duda afectará su economía es el cambio de gobierno este 28 de Julio. El nuevo ministro será Alfredo Thorne (mexicano, Phd-Oxford) que ha declarado que tiene tres metas: 1) reforzar condiciones para promover la inversión privada (que viene cayendo varios trimestres en el Perú), 2) retomar el crecimiento superior al 5% del PIB (hay que tomar en cuenta que Perú se acostumbró a crecer alrededor del 6% y ahora le pesa crecer a niveles del 4%) y, 3) ayudar a la formalización de la economía. Un punto interesante es que es la única autoridad económica de los tres países que ha declarado tener interés en reducir la informalidad en el mercado laboral. El nuevo ministro además ha reclamado que mantendrá la disciplina fiscal para alcanzar el déficit de 1% en el año 2021.

Puertas adentro, los analistas consideran que Perú es vulnerable debido a que la actividad económica esta impulsada por pocos sectores pero no por incentivos diversificados ni por una demanda estructural. De hecho, los grandes impulsores del primer trimestre fueron: 1) la pesca, que tuvo un enorme crecimiento en Diciembre 2015 debido a factores climáticos y, 2) la minería debido al funcionamiento de los —largamente planificados— proyectos de cobre Toromocho (Junín) y Constancia (Cusco). En Perú, el sector fundamental es el consumo privado (~60% de PIB), por lo que el fin del 2016 se definirá en base a las expectativas que Kuczynski y su equipo definan respecto al consumo de hogares.

El rubro que preocupa es la caída de inversiones privadas (-2% en 2014, -4% en 2015 y aproximadamente -5% en 2016) que representan el 22% de PIB. En este panorama se vuelve sensible en el segundo semestre: 1) lo que hará el nuevo gobierno respecto a anuncios de nueva infraestructura, 2) la real influencia de los proyectos Las Bambas (Apurímac) y la ampliación de Cerro Verde (Arequipa). En general el panorama macroeconómico peruano es el mas positivo de los tres países analizados, aunque la aceleración o no de su crecimiento dependerá de la transición política y su apego a la disciplina fiscal, como lo declaró su actual ministro Alonso Segura (Phd-U. Pennsylvania).

Volver a Menú
—-

Aspectos Metodológicos en Ecuador, Perú y Colombia

En Ecuador, la información del mercado laboral es generada mediante la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU). Trimestralmente se encuestan 16.044 viviendas en las zonas urbanas y rurales. Semestralmente la encuesta extiende su muestra a 31.092 viviendas en las zonas urbanas y rurales. La información que se analizará para Ecuador en este texto corresponde a la encuesta del mes de Junio de 2016. Esta encuesta en particular permite realizar conclusiones a nivel nacional y regional, en zonas urbanas y rurales y para las cinco ciudades más grandes del país: Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato. Enfatizamos que a diferencia de Colombia y Perú, la encuesta de Ecuador recoge la dinámica del empleo del tercer mes del trimestre y no del trimestre agregado.

Los resultados de la encuesta incorporan redefiniciones conceptuales en los indicadores realizadas en diciembre del 2014 y además modificaciones a categorías realizadas en el segundo trimestre del 2016. En análisis anteriores a este cambio, nos hemos referido a la ocupación plena, el subempleo y los ocupados no clasificados como las tres categorías que forman parte del universo de los “ocupados”. Desde diciembre de 2014, esta categoría se denomina “empleo” y es desagregada en: a) empleo adecuado; b) empleo inadecuado y c) no clasificado. El subempleo es actualmente una subcategoría del empleo “inadecuado” y corresponde a la sumatoria del subempleo por insuficiencia de tiempo de trabajo y por insuficiencia de ingresos. A partir del segundo trimestre del 2016 se elimina la categoría “Empleo Inadecuado”, se modifican los nombres de otras categorías y se publica un nuevo indicador: “Empleo Bruto”.

La información del mercado laboral en Colombia proviene de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), la cual se recolecta en 13 ciudades y sus áreas metropolitanas, 11 ciudades intermedias, 8 capitales de nuevos departamentos; cabeceras y centros poblados y rural disperso en más de 443 municipios del país. Es una encuesta por muestreo probabilístico, estratificado, de conglomerados y multietápica. La muestra mensual es de 20.669 hogares, 18.790 viviendas y 1.879 segmentos. El periodo de referencia es la semana inmediatamente anterior a la que se realiza la encuesta. Los reportes de este país permiten tener una evaluación del mes y del trimestre móvil.

La información del mercado laboral en Perú se mide trimestralmente (trimestre móvil), utilizando como fuente de información, la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO). Dicha encuesta se desarrolla en aproximadamente 5.000 viviendas del área urbana de los 24 departamentos y la Provincia Constitucional del Callao. Al igual que Colombia, esta periodicidad permite evaluar el comportamiento estacional del desempleo. La cobertura comprende el total del área urbana del país. El análisis no incluye el desempleo rural y los reportes mayoritariamente se centran en la zona del “Gran Lima”.
Volver a Menú

Análisis elaborado por Byron Villacis y Daniela Carrillo, Julio 2016.

 

 

Historia sin urgencia para estudiantes de Yachay

Este texto no esta escrito para los opinólogos en Ecuador. Tampoco para los expertos en educación, ni para los aplaudidores de lo bueno o de lo malo. Esta escrito, sin urgencia, para cada estudiante —actual y futuro— de Yachay.

Seguramente te habrá sorprendido la avalancha de críticas al proyecto, te habrás sentido ofendido y hasta aludido. Y hasta pudo haber dolido: se entiende porque —con un 80% de probabilidad, aproximadamente— eres una persona que ha sido vulnerable en la historia de tu vida. Aparte, estas en una etapa en que todo huele a incertidumbre, vives en una ciudad nueva, con gente nueva, alejado de tu familia, pensando frecuentemente si lo que estás haciendo es lo adecuado para tu vida. Seguramente pasas noches en duda. Algunas en tristeza. Otras en angustia. Seguramente, a veces se te escapa una lágrima extrañando casa, pero luego se te pasa. Vas a encontrar gente que siga atacando al proyecto y a tu carrera, a tus decisiones y a tus indecisiones. Pero, ¿adivina que? De eso se trata.

Todos los ex estudiantes de la San Francisco son victimas de un estereotipo. Los de la Flacso de otro. Los de la Central de otro. Los de la Udla de otro. Pero son las personas las que hacen a las instituciones, no al revés. Si quieres sobresalir lo vas a hacer donde quieras, pero en Yachay tienes la ventaja adicional de estar en una universidad que tiene visión, ambición y está construyendo redes.

Eso es fundamental en la academia moderna. Lo aprendí a las bravas.

***

La primera vez que apliqué a un doctorado me pasé un año preparándome para los exámenes y buscando los programas que se ajustaban a mi perfil. Tomé el consejo de aplicar a tres tipos de universidades: las top, las que estaban en la mitad  y las que estaban debajo de la mitad del ranking. Así minimizaba —ligeramente— el riesgo de ser rechazado. Luego, era fundamental tener buenos exámenes en matemáticas e inglés: tuve que tomar dos veces el horrible GRE y dos veces el TOEFL. Mi objetivo era tener notas sobre el 90% de la distribución (es decir, tener una calificación superior al noveno decil mas competitivo del grupo que ha tomado el examen), que era lo recomendable. Escribí entre diez a doce versiones de mis statements (ensayos académicos y personales donde describes por que eres un buen candidato) para explicar por qué mis ideas de investigación eran útiles. Los hice revisar por estudiantes aceptados, profesores y amigos. Pedí cartas de recomendación a académicos de Ecuador que conocían mi trabajo. Construí una hoja de vida que resaltaba mis logros profesionales. Invertí dinero: enviar cada aplicación cuesta alrededor de cien dólares, más el papeleo administrativo, el tiempo, el costo de exámenes. Envié seis aplicaciones. Había hecho todos los deberes, así que —harta fe de por medio— hasta me puse a planificar cómo iba a vivir y qué iba a investigar.

Ninguna universidad me aceptó.

Tristeza. Desilusión.

Pasé varias semanas pensando si de verdad quería hacer el doctorado. Me pregunté si no prefería continuar con mi vida profesional en el Ecuador. En ese momento estaba a mi cargo una oficina pública, tenía un buen sueldo, la gente me apreciaba, me gustaba lo que hacía y lo mejor de todo: tenía un equipo de lujo que ya empezaba a dejar una huella. ¿Para qué dejar toda esa comodidad de lado? En ese tipo de puestos uno está encerrado en una burbuja burocrática: cree que uno domina la materia y que el criterio propio es el que mueve las cosas.

Cuando estaba en esas dudas, me encontré con un viejo amigo. Había sido mi jefe en una multinacional. Apenas empezaba a contarle mi historia me interrumpió. “¿Cuánto tiempo estas en el puesto actual?” Iba para los cinco años. “No me importa si aplicas o no al doctorado, renuncia inmediatamente.” Yo lo refutaba: tenía mucho que hacer, las transiciones son difíciles, hay muchas cosas pendientes. No es tan fácil. “Son pretextos porque tienes miedo. Tienes miedo a fallar, tienes miedo a intentarlo de nuevo”. Yo se lo negaba, pero él insistía: decía que su paso por multinacionales, empresas locales, regionales, el gobierno y la academia mostraba la repetición de un patrón. “A los cinco años de hacer lo mismo te empieza a invadir el miedo a salir de la burbuja. ¿Crees que eres un líder y tienes miedo a irte? Líder es el que logra que las cosas que se hagan sin que uno este presente, el resto son jefes, nada más”.

Entonces, empecé a dudar: podía ser que fuese cierto. “El peor pecado que puede cometer un hombre en el mundo laboral es enamorarse de una posición, pensar que uno lo sabe todo y que uno es indispensable”, me dijo mi exjefe y amigo. “Pase lo que pase no permitas que sean mas de cinco años, envía siempre una señal de alternabilidad y recuerda que deben recordarte por bueno, no por necio”. Me decía, además, que si no lo hacía entonces ¿cuándo? Sonaba congruente: “si no aplicas de nuevo, vas a perder el doble porque vas a desperdiciar el aprendizaje de la primera pérdida. No puedes renunciar a tus sueños por un falso sentido de seguridad. No seas cobarde, renuncia e inténtalo de nuevo.” Le dije que tenía razón. Él me contestó:

— No todo el mundo tiene razón, todo el tiempo.

En la vida siempre necesitamos alguien que nos putee. A los seis meses renuncié.

***

El segundo intento fue más feliz.

Empecé por lo obvio: averiguar por qué no me habían aceptado la primera vez. Llamé a cada una de las oficinas de admisiones, hablé con todos los responsables del proceso y me llevé una fría sorpresa: mi aplicación era casi perfecta, solo había fallado en las cartas de recomendación. Resulta que “mi red académica” no era lo “suficientemente conectada” para tener influencia en los departamentos de admisión.

El asunto era bastante irónico porque mis cartas eran de muy alto nivel en Ecuador.

En serio, de muy alto nivel.

Me di cuenta de mi realidad: nuestro país estaba desconectado de la red de investigación americana. Por más alto nivel que tenga una recomendación, sino es de alguien que continuamente escribe, presenta, discute, enseña y esta conectado al mundo académico gringo, no cuenta. Simple, triste y definitorio.

Así que me puse a construir contactos académicos para que conozcan mi trabajo y, así, vean mi potencial. Muchos tomaron casi un año en ser logrados —cartas, visitas, llamadas, emails de por medio—. Como había renunciado ya a mi trabajo, y estaba concentrado en mis investigaciones pude construir esa red a la que —un año después— le pedí nuevas cartas de recomendación. Tuve una ventaja adicional: me habían invitado a ser visiting scholar de un prestigioso centro de investigación que amplió mi red de contactos de forma diametral.

Al pasar un año mi aplicación había dado un giro: tenía mejores exámenes que superaban el 95% de la distribución, mejores statements y sobre todo, mejores cartas de recomendación. Esta vez, tuve gente al lado que me dijo que podía ser más ambicioso, que podía intentar solo a las mejores opciones. Apliqué a las siete mejores universidades. Obtuve siete aceptaciones.

Los procesos de admisión son competitivos, estrictos y regulados, pero no todo es formalidad: lograr ser aceptado esconde más de una táctica, invisible a los manuales. Y sobre todo:  networking matters. And matters a lot.

Hace tres días me escribió un ex alumno de la maestría de la ESPOL. Me contó que estaba agradecido porque le había servido mi contacto en un instituto de investigación alemán para aplicar a un puesto de analista. Cerró su correo con una frase que me animó a escribir este texto. La copio textual:

No me considero un genio pero así lo sea lo que me sirvió para ser aceptado es el contacto que Usted me dio. Esa persona a su vez me dio otro contacto que terminó ayudándome con  otro contacto para ser aceptado. Es increíble pensar que hace seis meses estaba acostumbrándome a mi puesto de “obrero” pensando en cuidar mi sueldo y ahora estoy por empezar el trabajo de mis sueños.

Las relaciones importan. Muchísimo. Así es el circuito académico mundial.

En Yachay tienes los contactos para hacer networking. Las redes académicas son fundamentales no solo para conectarse entre universidades sino para expandir las oportunidades de sus estudiantes. Ese activo es inconmensurable y Yachay apunta a construirlo. Además, tienes infraestructura para que desarrolles tus ideas, tiene respaldo político para que dure en el tiempo. ¿Es perfecta? seguramente no, pero tienes que aprovechar la oportunidad que muy pocos la tienen.

Mi pedido inicial es que aproveches la oportunidad, que propongas, que seas crítico, que exijas transparencia, que leas, que escribas, que ayudes, que preguntes, que cuestiones.

Sobre todo eso: que cuestiones todo.

No te preocupes por lo que digan. Esos que hace un mes eran expertos en educación superior, ayer eran expertos en volcanes, anteayer eran expertos en deuda externa y pasado mañana van a ser expertos en incendios. No confíes en quien pretende saberlo todo, menos si se evidencia que quiere hacer daño a alguien. Se crítico con todos, en especial en momentos de crisis, exige transparencia y rendición de cuentas. En especial, se crítico con quien quiere atacar todo u ocultarlo todo. Como dijo mi exjefe: no todo el mundo tiene razón, todo el tiempo.

***

Este texto tampoco tiene la intención de ser un motivador sin crítica ni propuesta. Intencionalmente he esperado para que no sea leído con urgencia, en medio de cualquier escándalo[1]. En realidad, se trata de decir algo claro sobre la influencia del networking tan decisivo: es injusto.

Es injusto porque muchos otros no tuvieron la suerte de tener la educación que tuvimos o los contactos o el contexto. Ellos no pudieron aprovechar oportunidades que quizás estuvieron muy cerca de ellos, pero en su caso nadie les ayudó, no tuvieron un contacto que les permitió entrar y participar en una red.

Por eso debes ser crítico con esa cantaleta de ciegos que piensan que la vida esta asegurada si te esfuerzas, si compites, si piensas solo en ti, si fomentas el individualismo y piensas que la competencia personal es todo.

Eso es una tontería: yo no hubiera sido aceptado en mis aplicaciones si no hubiera tenido redes que me ayudaron a entender cómo aplicar. En nuestros países, la mayoría de los más grandes empresarios lo son porque tienen contactos (casi siempre familiares) que entre ellos se ayudan a preservar sus ventajas, y la mayoría de políticos en el mundo están donde están porque cultivan sus contactos. La competencia perfecta no existe.

Las redes importan, pero es mas importante hacer notar que importan. Ese es el pedido de este texto: intentar que la redes importen menos. ¿Cómo? Visibilizándolas, demostrando que son una barrera, pero al mismo tiempo aprovechándolas para usar los beneficios y expandir una comunidad académica y sobre todo social.

***

De vacaciones en Quito volví a encontrarme con mi exjefe de la multinacional. Con alegría le contaba mi experiencia de cómo había logrado zafarme del mundo burocrático, y cómo había vivido el proceso de acoplarme a otra cultura. Me preguntó qué viene luego, me dijo que era hora de pensar en el futuro, de competir por algo nuevo. Le sonreí:

— No todo es competencia, no todo es sacrificio. Es más, creo que mis momentos de mayor creatividad vienen cuando menos inmiscuido estoy en esa cultura de la competencia, le dije.

— Es que a pesar de estar en los treintas todavía eres un crío, debes entender que la educación es una herramienta para tu futuro laboral, para conquistar más y mejores metas. ¿Otra vez tengo que recordarte que debes atreverte a soñar?

—Pero yo no hago un Phd para competir, de verdad me gusta esto.

—Eso es lo de menos, ¡hay que competir!

—Esta bien competir, esta bien superarse pero esta mejor hacer las cosas porque te gustan, porque te apasionan, encontrar aquello que te gusta y hacerlo bien. Esta bien disfrutar. Cuando miro hacia atrás me doy cuenta mas de eso: competir te puede llevar a ciclo perverso donde te concentras en ganar, y cada vez mas olvidas disfrutar lo ya ganado. La gente que solo pasa compitiendo esta perdida en un espiral obscuro. Fernando Trueba y Pep Guardiola ya lo han dicho: esta en el presente el mejor juego del futuro. El presente como un juego en equipo, sobre todo eso: en equipo.

—No se quién es Trueba y Guardiola, ¿no es el entrenador de fútbol?

—Si, el otro es un director de cine. ¿Ves lo que te pierdes de la vida?

—¿O sea que ahora escuchas más a entrenadores de fútbol que a alguien con experiencia laboral a nivel mundial?

— Tú sabes: no todo el mundo tiene razón, todo el tiempo.

———-

[1] Lo que no quiere decir que la crisis deba ser minimizada. Toda crisis institucional debe ser solucionada con etica, legalidad y transparencia. El ciudadano deberia tener capacidad para vigilar cómo se administran proyectos tan grandes como Yachay. Este texto no intenta hablar del cómo hacerlo, pero si sugiere que las autoridades académicas deben asegurar mecanismos institucionales de rendicion de cuenta que no dependan de cualquier gobierno.

Texto originalmente publicado en http://gkillcity.com/articulos/el-mirador-politico/historia-sin-urgencia-los-estudiantes-yachay

13 consejos para jóvenes burócratas

@byronvillacis

—————————————————————————————————————————–

Texto originalmente publicado en el portal GkillCity.com (http://www.gkillcity.com/index.php/el-mirador/1658-13-consejos-para-jovenes-burocratas)

—————————————————————————————————————————–

En la larga fila del supermercado de un sábado de mañana escucho a un par de jóvenes de veinte y tantos:

– Loco, voy a trabajar en el Ministerio mismo, me salió ese camello después de todo.

– Buenazo, brother, vas a trabajar con la Cinthya que tiene unas amigotas bien puestas.

– Simón pero lo más bacán es el sueldo, es dos veces lo que gano ahorita y de ley ahí salgo 4 y media en puntito.

– Ve, una vez ahí tienes que palanquearte el nombramiento. Hazte pana de tu jefe y si te dan nombramiento te parqueas de por vida.

– No sé, loco, no me veo como burócrata toda mi vida, pero si se da el chance yaf no le voy a hacer fieros.

Escuchando la conversación me acordé cuánto me inquieta el mercado laboral ecuatoriano. No precisamente por sus números a nivel macro (lo que amerita otro tipo de análisis) sino por la frecuente atracción de jóvenes profesionales a entidades públicas cuyo futuro –desafortunadamente– en pocos casos terminan enrumbado en inteligentes carreras profesionales. Y es que el pero no está en que se conviertan en burócratas, el problema es que por inercia terminan inmiscuidos en un sistema que parece atractivo a priori pero que, en el largo plazo, puede pasar una elevada factura.

Conversando con una amiga burócrata sobre este tema me decía: “Esto de la burocracia es como un martillo. Si está en manos de un carpintero podrá construir un hermoso mueble, muy útil y práctico, pero si no estás al tanto de los trucos, puede ser un arma que asesine tu futuro laboral”.

No soy experto en recursos humanos, tampoco creo saber más que el promedio sobre temas laborales. Sin embargo, creo tener experiencia para analizar la burocracia ecuatoriana de estos días: he trabajado en ella así como en el sector privado (transnacionales, empresas medianas, pequeñas y tres emprendimientos) y en la academia (profesor y asistente de profesor). Eso me permite comparar y poder describir experiencias positivas y negativas de gente a la que, dentro o fuera de mis equipos de trabajo, le ha ido muy bien y a la que ha ido peor. Este texto recoge 13 consejos para jóvenes burócratas del Ecuador, que los he venido pensando, discutiendo y seleccionando. Intento que los jóvenes, -cuándo piensen entrar a este sistema o una vez adentro- lo tomen en cuenta, se preparen, lo aprovechen y decidan mejor. Esta no es una declaración a favor ni en contra de posicionas políticas, es un check list sugerido para saber si aceptar un trabajo en una burocracia o cómo enfrentarlo mejor.

Una última acotación: recordemos que la burocracia como concepto no es exclusivo de entidades públicas. Así que esto bien puede aplicarse, en la mayoría de los casos, a burocracias del sector privado. Claro, las sugerencias se orientan principalmente hacia lo público.

1. No te dejes tentar por el salario

Si estas empezando y tu experiencia profesional tiene menos de 5 años, estás en una etapa sensible en la que debes invertir en tu futuro. Tu objetivo debe ser obtener un empleo que te permita crecer profesional y personalmente, un lugar donde aprendas y comprendas gradualmente la rutina y responsabilidad laboral. Los años iniciales de tu profesionalidad van a ser fundamentales para “casar” o “divorciar” tu vida académica con tu vida laboral. Por este motivo, debes tener presente que en tus primeros empleos no vas a tener el trabajo ideal, en tu área preferida o con un sueldo espectacular (claro a menos que seas el hijo del dueño o tengas algún tipo de facilidad que en futuro provocará algún tipo de deficiencia gerencial). Lo más probable es que encuentres trabajos en tu área con salarios más bajos o incluso que solo encuentre pasantías no pagadas. Mi consejo es que a pesar de que ganes menos dinero debes escoger un empleo que sientas que tienes afinidad, que te guste, pero más que todo que aporte en tu formación profesional.

Actualmente en la burocracia se ofertan muchos empleos, la mayoría de ellos administrativos y en la mayoría de los casos el salario en el sector público es mayor al del sector privado (Ecuador-2013). El dilema que deberás resolver es que si escoges un empleo distinto al de tu formación académica al final de cuentas puede ser más lo que pierdas que lo que ganes. ¿Por qué? En el futuro, en algún momento tendrás que competir por otro empleo, con alguien con un perfil parecido al tuyo: ese alguien puede ser una persona que tomó decisiones más acertadas y aprovechó sus primeros años profesionales aprendiendo y ganando experiencia en tu mismo campo ¿Quién crees que tiene más probabilidades de ser contratado? Puede así mismo que –con todo derecho– decidas especializarte en el sector público y descartes la inversión que hiciste previamente con tus estudios. Esa sería una decisión triste, pues de plano descartas la inversión de tiempo, dinero y más que todo de gustos que hiciste con tus estudios.

Este consejo se vuelve un pedido extremo si tu carrera académica está incompleta. El peor daño que te puedes hacer es dejar en stand by o abandonar tus estudios porque encontraste un trabajo con un buen sueldo. Estas quemando tus naves sin haber empezado la guerra. El mundo laboral real es cada vez más competitivo y difícil, cuando salgas de la burbuja y tengas que competir y no tengas un título académico simplemente estarás fuera de juego. Termina esas clases, concéntrate y haz una buena tesis. Haz lo que debes hacer primero, para ello no dependes de nadie, aquí no hay excusas.

2. Prefiere un puesto técnico a uno administrativo

Actualmente en Ecuador, la gran mayoría de oferta burocrática está disponible en los departamentos administrativos. Esto no necesariamente es un mal empleo. En funciones administrativas podrás aprender mucho, conocer de procesos y comprender las marañas procedimentales del sector público. Si tus estudios fueron en Administración o similares, te consideras una persona con paciencia, organización, habilidad para trabajar con perfiles complejos, te gusta el sector público y estas dispuesto a enfrentar los retos que explico a lo largo de este texto, un cargo administrativos puede ser una buena alternativa para ti.

Por otro lado, si estudiaste algo distinto a Administración (o afines) y consideras que tienes un perfil técnico, ése definitivamente no es tu espacio. Ahora bien, en los departamentos “técnicos” todavía hay opciones y buenas. La expansión –y en ciertos casos especialización del sector público en Ecuador a partir del año 2007 ha permitido la creación de muchas plazas de trabajo especializadas y técnicas. Las ramas asociadas a la ingeniería son un claro ejemplo donde sí puedes apostar.

En ciertos casos puntuales, el sector público puede convertirse en una ventaja estratégica en tu vida puesto que puede ser el único lugar donde puedes aprender ciertas técnicas. Pongo un ejemplo con mi experiencia personal: si tu interés en la vida es aprender sobre producción de estadísticas a gran escala y quieres especializarte por ejemplo en censos ¿en qué otro lugar puedes aprender sobre censos sino en el Instituto Nacional de Estadística y Censos? Simplemente no hay más. Lo mismo va a suceder en otras áreas específicas y por supuesto siempre y cuando ese sea tu interés concreto. Por supuesto, es un error que busques aprender algo por la “oportunidad que te brindan”, cuando es algo que no te gusta. Siempre estuve en desacuerdo con el consejo de “hay que aprender sobre petróleos porque es lo que da plata” símil de “para casarte debes escoger el mejor partido”. En la vida tienes que hacer lo que te gusta y aprovechar para especializarte en eso.

3. Busca una institución/organismo con el menor perfil político y mayor técnico

Piensa en tu hoja de vida en el largo plazo. Como decía el tocayo Vásconez: “las personas debemos tener un plan de vida profesional, que no es solo crecer verticalmente sino horizontalmente”. Tendrá más peso si has aprendido cosas importantes y has dejado huella en proyectos estructurales. Las instituciones tienen rangos de acción definidos y si no es tu área de interés y afinidad, no aceptes. En todos los países del mundo hay instituciones públicas dedicadas a cuestiones técnicas y otras a cuestiones políticas. Si lo tuyo es la política y tienes afinidad por los valores de las personas que están al frente de las instituciones pues dale, con mucho ahínco y trabajo: arriésgate. Pero, si lo tuyo no es la política y te gustan ámbitos técnicos no lo hagas. Entrarás a jugar un partido que no será de tu agrado y del que podrías salir magullado, perderás bilis, dinero y lo más irremplazable: tiempo.

4. Evalúa a la cabeza y equipo de la institución: estabilidad, imagen pública, inteligencia.

A donde quiera que vayas, ubica, conoce y evalúa a la cabeza y equipo de tu institución. Si el Gerente, Ministro, Director, Presidente o lo que fuere de la organización es alguien que te inspira confianza, que te hace soñar y ambicionar, que te motiva con su imagen, sabrás que estas en el lugar correcto. Si además te atraen los objetivos planteados dentro de la gestión institucional, entonces también estas en el momento correcto. Toma en cuenta que no estoy diciendo que debe caerte bien, estoy diciendo que debe ser alguien de quien al final del día sepas que vas a aprender algo, y por supuesto, aportar. La gente hace las instituciones, no al revés.

5. Evalúa el perfil del departamento de recursos humanos

Puede suceder que encuentres un empleo en el área que estudiaste, que lo ves promisorio y que está en el sector que te gusta, pero si tienen un departamento de recursos humanos deficiente, te pueden provocar más de un dolor de cabeza. Cometiendo el pecado de generalizar, los departamentos de recursos humanos en el sector público suelen ser deficientes y a menudo dejan escapar trabajadores excepcionales debido a las trabas burocráticas, lentitudes de la rutina y en ciertos casos hasta por favoritismos personales, institucionales y políticos.

Detente un momento para analizar tu percepción sobre este departamento ¿Qué tan organizado lo sientes? ¿Cumplieron con las horas y fechas que desde un inicio te solicitaron para entrevistas y papeleo y burocracia? ¿Has logrado identificar que tienen métodos estandarizados? ¿Te aplicaron una prueba o concurso para acceder al empleo? Si la respuestas son “sí” entonces vamos por buen camino. Si la respuesta es “no” en alguna de estas preguntas vamos mal. Si crees que estas siendo beneficiado por algún tipo de “palanca”, te pido que estés consciente de que lo que te hacen a ti, es exactamente igual de probable que lo hagan con otro, así que prepárate: si contigo hubo favoritismos, puede que en el futuro no crezcas o no renueven tu contrato porque puede haber favoritismos con otro.

6. Separa tu opinión o favoritismo político de tu gestión laboral.

Todos tenemos una opinión política, hasta los que creen no tenerla. Sin embargo, tu trabajo debes tomarlo como algo distinto. Si tu trabajo es técnico, no comentas el error de mezclar ambas cosas. Tú fuiste contratado para algo en concreto y eso es lo que debes cumplir. Ni te excedas opinando o inmiscuyéndote en temas políticos, ni permitas que condicionen tu empleo a favores del mismo estilo. No te dejes manipular. Dale valor a tu trabajo y dignidad a tus decisiones. Nuevamente recuerda: si consigues algo por favores políticos, estas en un lugar en el que tienes exactamente las mismas posibilidades de ser discriminado por los mismos motivos en el futuro.

Ahora bien, si tu trabajo es la política, estudiaste sobre política y tu gestión es sobre política, obviamente este consejo no se aplica. Discutir los límites éticos de la intervención ideológica-partidista en un trabajo estatal es un tema que debería ser abordado desde lo ético. Esto amerita una discusión distinta y este texto no tiene eso por objetivo. Si te interesa el tema solo quisiera dejar sobre la mesa un pensamiento para discusiones futuras: un país no se desarrolla con un Estado partidista, se desarrolla con un Estado inteligente, eficiente, fuerte, pequeño y compuesto por instituciones coordinadas pero independientes entre sí. Intervenir ideológicamente la burocracia (sea del bando que sea) lo vuelve ineficiente, gordo y torpe. Se pierde tiempo y dinero, y eso es caminar en la senda opuesta al desarrollo.

7. Analiza los beneficios extras al salario

Haber salido hace poco de la Universidad hace que uno busque o consolide su independencia económica. Por este motivo es común pescar un trabajo que te brinde mejor salario. Sin embargo, recuerda: en el largo plazo tienen mejores probabilidades de tener un empleo sólido y estable, quienes han desarrollado una carrera profesional estructurada y sostenida. Cuando tengas una oferta de empleo identifica los beneficios extra salariales que existen: ¿te van a capacitar? ¿Tendrás la oportunidad de trabajar con gente de la cual vas a aprender? ¿Tendrás experiencias que sumarán conocimientos importantes y acordes a tu expectativa laboral? Es subjetivo poder responder en qué momento son los beneficios mejores que los costos, sin embargo no viene mal que te detengas a pensar si valen la pena o no. Hay mucha gente que renuncia a trabajos bien pagados, por una mala relación con el equipo. Piensa en estos factores y recuerda que el dinero no lo es todo.

Ahora bien, supongamos que has decido entrar a la burocracia o ya te encuentras dentro de ella. Una cosa es decidir si aceptar o no jugar un partido de futbol respetando sus reglas y otra distinta es no querer jugar una vez dentro del campo de juego.

8. No te asustes ni te amilanes ante los viejos mentales

Recuerda que la edad es un asunto mental. El problema es que este detalle afecta a gran parte de las generaciones previas al año 70 en Ecuador y lo triste es que a veces contamina a los del 80 y 90. Por ende, cuando me refiero a “viejos” en esta sección me refiero a viejos mentales, que los reconocerás por algunos tips a los que tendrás que enfrentarte:

El viejo mental presionará a que no tengas nuevas ideas. Recuerda que el viejo no quiere que lo saquen de su “nivel de confort”, quiere ganar su sueldo sin que nadie le moleste, salir lo más temprano y hacer el menor esfuerzo posible. Un chiquillo con energía y nuevas ideas es una amenaza, así que es probable que te haga la vida imposible. Con ellos me he encontrado en la academia y en el sector público. Mi consejo: ser muy descarado, ser más firme y claro. ¡Quéjate! ¡Propón! ¡Reclama! ¡Inquiere! ¡Reta! ¡Compite! No te dejes amedrentar con sus comentarios irónicos, con sus pasquines o indirectas. Tú sigue. No te detengas. Si terminas perdiendo el empleo, ¡ganas! Son ellos los que pierdan. Tú sigue.

El viejo mental detesta la tecnología. Me acuerdo que un par de burócratas me amenazaron con juicio laboral por obligarlos a SUMAR (sí, sumar) en Excel y no hacerlo a mano. Me dijeron que atentaba contra los “derechos básicos del trabajador de no alienarse a la tecnología imperialista”. Me reí mucho esa tarde. Al cabo de un par de meses reemplace a 4 personas por una sola. Recuerda, si te acostumbras a tus procesos, en algún lugar hay alguien que está aprendiendo y dominando más tecnología. Cuando termine el día ¿quién será más cotizado? Por cierto nunca pusieron el juicio pero quedé como inhumano porque obligué a usar el Excel para sumar.

El viejo mental adora el chisme. Estés donde estés jerárquicamente, el viejo mental creará chismes sobre tu vida. Si eres casado tu fidelidad está rota hace rato. Si eres soltero la pregunta será porque no te casas. Se inventarán de todo a fin de que caigas en el juego. ¿Cuál es el juego?: que fomentes el chisme sobre otros, que respondas a pasquines y sobre todo: que te desconcentres de tu trabajo. Sueno a abuelo patético advirtiendo pero tengo al menos una decena de amigos que podrían hablarte horas de cómo intentaron destruir sus vidas con esta táctica. Tú sé muy parco con esto, ríete, llévalo a broma pero jamás te desgastes en este tema. Ignóralo. Sigue adelante y responde con trabajo. Tú sigue aportando y haciéndolo evidente.

Cuando sientas que te comportas como un viejo mental, renuncia inmediatamente. Eso, nada más que agregar.

9. Ten a la mano tu renuncia lista

Te ayudará a irte cuando lo consideres conveniente o necesario y le dará libertad al líder de tu equipo a tomar la decisión más adecuada en el momento preciso.

Este consejo me lo dio mi hermana y fue el primero que me dieron cuando empecé en la burocracia: no sientas apego por este trabajo y ten siempre lista una hoja impresa con tu renuncia voluntaria. Mi hermana ganó un concurso público a través de una auditoria internacional para ser Gerente de un área en el Banco del Estado. Antes de eso fue Gerente en varios bancos internacionales. Cayó un Presidente, vinieron hordas de enfermos y la misma gente de su equipo mandó sacando a los que ganaron el concurso, “porque implementaron ideas que obligaban a la gente a trabajar”. Ya muy pocos puestos directivos y gerenciales se hacen ahora con auditoras internacionales por lo que es muy probable que algún momento suceda algún tipo de reestructuración y tengas que salir.

Esto también es útil cuando te topes con problemas éticos. Recuerda que primero está tu dignidad, tu carrera profesional y tu imagen. Sé honesto y coherente con tus principios: cuando no estés de acuerdo con algo saca tu hoja, despídete sonrientemente y sigue, que la vida no se acaba.

Ventajosamente yo renuncié por distintos motivos a los de mi hermana y tuve tiempo para preparar mi salida. Tuve comprensión y debo decirlo abiertamente que nunca tuve presión política por parte de mis jefes. Desafortunadamente esto no siempre es así y deben confluir muchos factores para que suceda.

Prepara tu reemplazo, sé generoso al enseñar. El mecanismo para ser indispensable es que la organización no dependa de ti.

10. Compárate continuamente con tu promoción y mantente activo en el mercado

Ten siempre un ojo puesto a tu generación. La gente que se graduó contigo es fundamental para evaluar qué tan bien vas en comparación con el resto. Por favor, no compares el salario, compara la calidad del empleo, lo bien que se siente realizándolo. Cuando mires tus funciones conversa con alguien del sector privado y compara qué está aprendiendo él o ella contra cuánto aprendes tú. Recuerda, esto se trata de ganar conocimiento, habilidades y/o experiencia, no solo dinero.

En esta misma línea, no dejes de mantenerte activo en procesos de selección. Puede que te encuentres estable en algún ente público pero nunca esta demás evaluar cuánto te valoran en el mercado y tener una opción bajo la manga. Participa en concursos privados, así veras si la brecha salarial y las habilidades profesionales están creciendo al mismo ritmo que están creciendo en tu actual empleo. Por supuesto, no te mientas a ti mismo: sé crítico y honesto con lo que estás aprendiendo al momento de compararte.

11. Aprende de leyes y ten mucho cuidado con lo que firmas

Esta es casi una triste consecuencia. En el sector público, a comparación del privado, debes tener muchísimo más cuidado con lo que firmas. He visto gente que por despistada o por comedida termina aprobando cosas que no debía y luego mencionada en los famosos informes de contraloría. A diferencia del sector privado, estos pueden ir desde un llamado de atención hasta la cárcel, pasando por una sanción económica, sin quitar el daño moral al que son expuestas incluso si después se desestima la sanción. Antes de firmar algo (empezando por tu contrato), discútelo con alguien de experiencia, mira los pros y contra y sobre todo ten claro hasta dónde llegan tus responsabilidades. Cualquier extralimitación es riesgosa. Con el tiempo uno va aprendiendo de normas, reglamentos, acuerdos, decretos, leyes y por supuesto de la Constitución. Esto es buenísimo si eres abogado, pero ser abogado normalmente no es algo tan divertido en la vida. A pesar de ello, no está por demás que tengas contacto con algún abogado amigo (ambas condiciones necesarias) que te dé una mano con algún consejo de cuando en cuando o que esté dispuesto a ayudarte con una consulta gratuita. En el peor de los casos juégate por la simple: si no estás seguro de lo que estás firmando, no lo firmes.

12. Prepárate para un choque cultural

Abre tu mente, aprende lo bueno y descarta lo malo. No te contagies de la pereza, busca a la gente alegre, a la deportista, a la contenta, a la propositiva. No te juntes con los “perros de la tristeza”, integra, haz amigos y sobre todo aprende culturas nuevas. Cada institución tiene una cultura a la que se le puede aprovechar, tú decides que parte tomar: lo bueno o lo malo de la historia.

13. Si has llegado hasta acá, lo más importante: si vas a hacer algo, hazlo bien

Atravesar obstáculos tiene siempre su recompensa. Y menciono esto porque hay un valor único que tiene el trabajar en el sector público que es imposible de encontrar –en esa magnitud– en el sector privado: servir.

Seguro nadie te agradecerá cuando te vayas, hasta es posible que muchos no den cuenta que pasaste por allí, pero la satisfacción real es dejar tu huella, transformar tu entorno, incluyendo a las personas con las que compartes, trabajar un poquito más, ser ambicioso en los objetivos que planteas para la institución (construir catedrales y no solo picar piedras para sus muros) y si te lo permiten darle no una, sino las dos manos a alguien vulnerable. No significa dar dinero, significa hacer bien tu trabajo. En una frase: “dar un poquito más”, siempre deja más de lo que recibes.

Trabajar para la gente es un privilegio y si es algo que te gusta y has sobrepasado los obstáculos hazlo bien, con cariño, con dedicación y entrega. Nada compensa la felicidad que uno siente cuando sabes que has dejado un lugar mejor al que encontraste y mejor si es sin bombos y platillos, sin alharacas, sin politiqueros vendiendo humo. Es mejor llegar a casa con una sonrisa por haber hecho bien las cosas, caminar con la conciencia tranquila y saber que has hecho bien tu trabajo. Eso es lo lindo del sector público: está hecho para pocas personas, para aquéllas que están dispuestas a sacrificarse, a buscar el bien común, y que para lograrlo son capaces de sortear obstáculos difíciles.

Es una lista corta y discutible, espero que te sirva y la aproveches. Quizás me equivoco en casi todo (excepto en lo de los abogados), quizás solo en parte. Mi intención no es acertarle a todo sino generar el principio de una guía para que puedas escoger mejor tu empleo y pienses a largo plazo. No está por demás que siempre se recuerde que es más importante tu dignidad, tus valores y tu ética. Allá afuera hay una selva a veces agresiva y a veces atractiva, en tus manos esta hacer de tu ingreso al servicio público una experiencia única, o una pesadilla.

***

Por fin llego al final de la fila en el supermercado. La cajera sufre por una mañana infinita de compras y reclamos. Uno de los jóvenes intenta coquetearla sin éxito y se marchan. Al verme llegar me sonríe corporativamente mientras me saluda. Tiene una foto al parecer de su hija junto a la caja. Tiene también uñas cuidadas, un tatuaje sobrepuesto y rapidez de pianista en los dedos. Al final le pregunto que que piensa de la conversación de los muchachos. Me sonríe con complicidad y astucia antes de sentenciar: “el pez de pecera no sabe que existe el mar”.

Me voy del caminando y sonriendo, pensando los tesoros que uno encuentra sin buscar. Tengo que llegar a casa y escribir este texto.

Septiembre, 2013.

——————————————————————————————————————————————-

Gracias a Jorge García, Byron Vasconez, David Vera y Livino Armijos que aportaron con comentarios y sugerencias a este texto.